Usos del níquel

Usos del níquel

Compartir

¿Qué es el níquel?

Es un metal del grupo de los elementos de transición, de color blanco plateado, brillante, duro, maleable, dúctil, resistente a la oxidación y con propiedades magnéticas; se usa en aleaciones de acero, aportando dureza y resistencia a la corrosión, y como protector y revestimiento ornamental de los metales susceptibles de corrosión.

Aunque no se trate ciertamente de un metal precioso, el níquel sí es uno de los más demandados en la industria

Se emplea para fabricar acero inoxidable, así como en aleaciones con hierro, cromo, cobre y cinc, todos de gran valor industrial. Lo mismo que otros metales llamados de transición, el níquel sirve como un catalizador para muchas reacciones. Uno de los usos que se suele dar es para hidrogenar aceites vegetales.

Aproximadamente el 65% del níquel consumido se emplea en la fabricación de acero inoxidable austenítico y otro 12% en superaleaciones de níquel. El restante 23% se reparte entre otras aleaciones, baterías recargables, catálisis, acuñación de moneda, recubrimientos metálicos y fundición.

El níquel en la vida diaria

Las aleaciones de níquel son base para la fabricación de los cubiertos de uso diario.

El metro, los trenes, los aviones y los motores marítimos contienen acero inoxidable a base de níquel. Los automóviles híbridos que producen hasta un 50% menos contaminantes que los automóviles que usan gasolina, funcionan con baterias recargables de níquel e hidruro metálico, lo que contribuye a preservar el ambiente.

Las fibras de níquel de alta conductividad se utilizan en la nanotecnologías como los circuitos de computadoras portátiles y reproductores de música mp3. También es utilizado por la NASA en sus maniobras aeroespaciales.

Este metal también se emplea en la industria de la construcción para las barras de refuerzo en autopistas y puentes, debido a su asequibilidad, resistencia, cualidades no corrosivas y su capacidad para resistir una increible variedad de condiciones extremas,

En el hogar desde tuberías de plomería hasta hornos de alta eficiencia, así como en los acabados de las llaves, grifos, duchas, agujas de coser y monturas de lentes, son fabricados en base al níquel.

El níquel en la salud

Estudios realizados sugieren que la presencia de níquel como micronutriente en nuestro organismo contribuye a mantener un nivel equilibrado de calcio en los músculos y huesos. Este mineral se encuentra en alimentos como el chocolate, frutos secos, cerveza, té y café.

La presencia de niveles regulados de Níquel en nuestro organismo nos ayuda a mantener la presión arterial normalizada, mejora y aumenta la acción de la insulina, nos ayuda a asimilar correctamente el calcio en los huesos, fortalece el sistema circulatorio y potencia la acción de otros nutrientes esenciales como el Hierro, la Vitamina E, Manganeso y Zinc.


Resultado de imagen para el niquel en la salud
La presencia de niveles regulados de Níquel en nuestro organismo nos ayuda a mantener la presión arterial normalizada.

Por este motivo, es recomendable el consumo de alimentos ricos en este mineral a las personas que padecen diabetes, hipertensión arterial, osteoporosis, entre otras enfermedades.

Los procedimientos médicos más seguros, incluidas la odontología y la ortodoncia, se realizan con instrumentos fabricados con acero inoxidable y aleaciones de níquel para que puedan resistir tratamientos rigurosos de esterilización sin perder su calidad.

No cabe duda de que el uso de las aleaciones de níquel, desde los instrumentos quirúrgicos, los implantes médicos como las prótesis, hasta los implantes vasculares, ha mejorado la calidad de vida de millones de personas y salvado muchas otras en todo el mundo.

Ya lo sabes, el Níquel no sólo está presente en los diferentes utensilios que empleamos diariamente, también es un micronutriente que le aporta múltiples beneficios a tu salud.

Te puede interesar:

CGN-Pronico mantiene medidas de prevención para prevenir contagios por covid-19