Progreso, cemento con menor huella de carbono

Progreso, cemento con menor huella de carbono

Compartir

Cementos Progreso ha mantenido una inversión constante en iniciativas que impulsen nuevos productos y procesos, a través del Centro de Investigación y Desarrollo -CID-. En 2020, el laboratorio CETEC del CID incrementó en 4.8% los servicios prestados a nuestros clientes e inició el Inter laboratorio de plantas de Cementos Progreso, incluyendo a Panamá.

También se implementó el laboratorio de diseño para desarrollar los prototipos de los proyectos a trabajar en colaboración con todas las áreas de la empresa, incluyendo a Progreso “X” y Progreso LABS, así como con las diferentes universidades del país.

El CID promovió y apoyó el desarrollo de proyectos con practicantes de distintas universidades y se concluyó el diseño y exhibición de más de 25 artículos y muebles de concreto, así como modelos de vivienda aplicables con impresión 3D.

Cemento con menor huella de carbono
El Limestone Calcined Clay Cement (LC3) es un cemento con 48% de factor Clinker, que puede alcanzar altas resistencias a partir de los 28 días. Incluye en su formulación mayor cantidad de caliza, ayudando a usar la mayoría de los materiales de canteras que no siempre son aptas para cemento o cal.

Es un cemento con menor huella de carbono, porque utiliza materiales cementantes alternativos, como la arcilla calcinada o activada térmicamente, que requiere menor temperatura (entre 800 y 900°C), y en su proceso de activación no libera CO2 al ambiente por descarbonatación.

En la actualidad, está en la fase de pruebas industriales. La primera prueba fue exitosa con 180 toneladas producidas; una segunda prueba está en fase de planificación y consistirá en producir al menos 360 toneladas.

Con estas innovaciones, Progreso apuesta por un modelo de negocios eficiente, moderno y sostenible.

Con información de revista Granito de Arena

Te puede interesar:

Los científicos están extrayendo metales de una fuente inusual: plantas