Economía nacional permanece estable, según calificadoras de riesgo

Economía nacional permanece estable, según calificadoras de riesgo

Compartir

Standard & Poor’s y Fitch Ritings son dos de las calificadoras internacionales que recientemente publicaron resultados posicionando a Guatemala en BB- con perspectiva económica estable.

“Los números son positivos y debemos resaltar que en 2020 Guatemala fue el segundo país en Latinoamérica con menor decrecimiento económico, y sumado a ello, el Fondo Monetario Internacional proyecta un crecimiento para el presente año de 4.5 por ciento. Esto es mayor a lo que contemplaba el Banco Central y se debe a la resiliencia de la economía”, comentó el ministro de Finanzas Públicas, Álvaro González Ricci.

Juan Carlos Zapata, director ejecutivo de la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa), menciona que la implementación de los programas sociales y económicos del Gobierno de Guatemala fueron oportunos.

Mario García Lara, secretario general de la Alianza Técnica de Apoyo al Legislativo (ATAL), agrega que otro de los factores son las medidas oportunas de restricción y confinamiento al inicio de la crisis sanitaria.

Asimismo, el impacto desde el sector externo en materia de exportaciones fue favorable debido a que son más diversificadas.

Diría que la aplicación de los programas, vía una expansión fiscal, fueron oportunos y positivos en el sentido de establecer una base de confianza que era necesaria al inicio de la pandemia, subrayó García Lara.

Resiliencia
Sumado a estas acciones, el analista político independiente Renzo Rosal explica que existieron tres factores que brindaron resiliencia y han logrado estabilización económica en el país, los cuales son:

Remesas
Provisión de bienes de consumo
Transporte marítimo, aéreo y terrestre, debido a que Guatemala no cerró las puertas al comercio

Economía robusta
Juan Carlos Zapata añade que el país cuenta con una economía robusta que de alguna forma depende de un sector empresarial dinámico, por lo que reitera que las políticas públicas que se tomaron al inicio de la pandemia fueron acertadas.

Sin embargo, García Lara y Rosal coinciden en que las proyecciones optimistas están basadas en el supuesto de una vacunación efectiva, factor clave para que los agentes económicos recuperen la confianza y desaten sus decisiones de inversión retenidas por la inmovilidad causada por la pandemia.

Fitch Ratings estableció tres factores que podrían llevar a mejorar la calificación obtenida por Guatemala.

El primero de ellos es mejorar la recaudación de impuestos para aumentar las métricas de sostenibilidad de la deuda, el segundo es abordar la brecha de infraestructura para obtener mayor inversión y el tercero es potenciar los indicadores de gobernanza y desarrollo humano.

Te puede interesar:

Actividad industrial en Guatemala muestra signos de recuperación