Los retos de la transmisión de datos en tiempo real de la...

Los retos de la transmisión de datos en tiempo real de la industria minera

Las nuevas tecnologías modernizan las comunicaciones en la industria extractiva

Compartir

Uno de los grandes desafíos en la industria minera son las comunicaciones, en especial, la transmisión de datos en tiempo real, algo que la tecnología ha logrado facilitar para muchos campos, pero que aún es un reto cuando se trata de hacerlo bajo tierra.

La transmisión de datos es una parte fundamental en la vida empresarial porque facilita la coordinación de objetivos para el logro de resultados, indica una publicación del portal el horizonte.mx.

Las industrias extractivas construyen grandes obras de ingeniería subterráneas para la extracción de los recursos naturales desde las entrañas de la tierra, para lo cual deben coordinar los esfuerzos y trabajos que realizan diversos grupos, algunos que laboran de forma simultánea y que dependen el uno del otro.

“Una empresa exitosa es aquella que puede coordinar a sus elementos de tal manera que maximice su producción” comenta Miguel E. Rodríguez, vicepresidente de países de Axesat, empresa de comunicaciones.

“Las tecnologías de telecomunicación suelen encargarse de este proceso eficazmente, pero en el sector minero, en particular es complicado, porque las condiciones inherentes de la industria dificultan el intercambio de información”, reconoce Rodríguez.

Nuevos sistemas

Los retos de la industria minera para la transmisión de datos en tiempo real, son diversos. Uno de ellos, quizás el más importante, reside en la creación de una zona con cobertura bajo tierra.

Las ondas de radio tradicionales, a pesar de que pueden atravesar algunos obstáculos sólidos, son demasiado débiles para penetrar los densos y largos espacios entre la superficie y las minas.

La comunicación alámbrica también es muy sensible a accidentes como derrumbes o explosiones.

“La alternativa es utilizar enlaces satelitales geoestacionarios para habilitar el envío de señales WiFi bajo tierra, para lograrlo, se deben de instalar terminales de apertura muy pequeña llamadas VSAT”. afirma Rodríguez.

Las VSAT (por sus siglas en inglés) son instaladas en la superficie y reciben, vía satélite, señales en las bandas Ku y C, las que pueden proporcionar conectividad en toda la mina, junto a la instalación de una infraestructura WiFi subterránea.

“Estas bandas son ampliamente utilizadas en comunicaciones satelitales, y sus aplicaciones van, desde la telefonía celular, hasta las transmisiones espaciales de la NASA”, afirma Rodríguez.

Modernizando una mina

La mina de oro Midas Stibnite-Yellow Pine, en las Montañas del Río Salmon de Idaho central, es un ejemplo del uso de estas nuevas tecnologías.

La comunicación en tiempo real es una necesidad de la industria extractiva.

Esta utilizaba un sistema de comunicación con teléfonos satelitales portátiles para todas las comunicaciones por voz, solo tenía una conexión a internet que no era de uso habitual para todo el personal. Necesitaban Internet de alta velocidad, controles PIN de acceso a Internet y medición para usuarios individuales, así como un sistema telefónico multi-línea y acceso a red para el campamento.

Hoy, luego de modernizar su sistema VSAT, con una antena de 1.2 metros y servicio de alta velocidad de 2 Mbp, con 30 gigabytes por mes. Tiene puntos de acceso inalámbrico en cada oficina y en su campamento localizado a un kilómetro de distancia.

Además, ocho puntos telefónicos análogos estándar disponibles para conexiones simultáneas de voz, correo de voz bidireccional optimizado, llamadas internacionales de bajo costo y otra serie de servicios que les permiten lograr el objetivo de una comunicación y transmisión de datos en tiempo real.