La otra cara de la minería

La otra cara de la minería

Se ha logrado establecer nuevos procedimientos tecnológicos

Compartir

Al momento de hablar del sector minero, la percepción de la mayoría,  es que este trata de una actividad destructiva que afecta a las personas y al medioambiente, sin embargo esa imagen es de un pasado superado cuando la tecnología no estaba al servicio de la explotación minera,

Al momento de hablar del sector minero, la percepción de la mayoría, es que se trata de una actividad que afecta a las personas y al medioambiente. Esta es la imagen de un pasado cuando la tecnología no había avanzado ni estaba al servicio de la minera, pasado que ha sido superado.

Hoy, tanto los organismos reguladores de la actividad minera como las corporaciones establecidas con fines de explotación, han logrado establecer nuevas tecnologías que la hacen amigable con el ambiente y potencian los beneficios económicos para las empresas y las poblaciones cercanas a las minas.

En una entrevista para listindiario.com, José Sena, presidente de la Cámara Minera y Petrolera de República Dominicana (Camipe), y Yamily López, directora ejecutiva de la misma, manifestaron que desde la institución promueven el desarrollo de una actividad minera y petrolera fomentada en la aplicación de criterios sostenibles que velen por la protección del medio ambiente bajo los estándares internacionales existentes.

Afirman que estas medidas permiten que el segundo sector que más aporta al producto interno bruto (PIB) de la economía local, se desarrolle de manera controlada y con la garantía de fácil remediación de su impacto.

Los ejecutivos de Camipe, al celebrar el 20 aniversario de la entidad, resaltan que, a pesar del trayecto recorrido, el reto al que se enfrentan como ente regulador, no es pequeño.

Sostienen que uno de los pilares en los cuales la Camipe ha trabajado desde su creación, bajo la Ley 520 en abril de 1997, es en la transformación de la visión que tienen muchos de los dominicanos sobre la minería local.

Sena expresó que, a través de la trayectoria de la Camipe, educar a la población ha sido uno de sus grandes desafíos, pues aseguró que la minería es una actividad que no va en contra del medioambiente como ha sido considerada por mucho tiempo.

Las nuevas tecnologías aplicadas a la extracción de minerales, la capacitación de los trabajadores, las acciones de remediación ambiental que permiten transformar pasivos en activo, junto a un sinnúmero de acciones sociales que realizan las empresas mineras, son una parte de los puntos de avances de la industria, según indicó Sena.

Acerca de los aportes a la Responsabilidad Social Empresarial (RSE), existe la iniciativa de crear fondos para las futuras generaciones.

Citó como ejemplo a Noruega, que explota el petróleo del Mar del Norte, la que ha desarrollado numerosas infraestructuras y creó un fondo, de alrededor de US$72 mil millones, para los hijos y nietos de quienes están generando esos recursos.

Señaló que uno de los logros fundamentales de la Camipe es el haber llevado la minería del país, de acuerdo con el ciclo minero (exploración, explotación, refinación y cierre de faenas), de la mano con el medioambiente.

Además, otro de los éxitos de la Camipe, fue rescatar el pasivo ambiental que generó el cierre de la mina de Pueblo Viejo, cuando el Estado dominicano la operaba.

Sena también se refirió al caso de la planta de tratamiento de las aguas superficiales de la Corporación Minera Dominicana (Cormidom), que se realiza por ósmosis inversa, proceso por el cual se tratan las aguas de escorrentía de la concesión minera, antes de su descarga.

“Ahora esas aguas tienen mejor calidad que la que llevan los ríos circundantes”, apuntó.

Sena también hizo referencia de otro de los aportes de RSE de la principal minera con base en el país, Barrick Gold, el rescate del río Margajita, de donde han sido eliminados los residuos mediante la recolección de las aguas ácidas hacia una presa, previa a su descarga.

“Tenemos muchos logros y pensamos que en esos 20 años hemos traído las buenas prácticas induciendo a los inversionistas a traer tecnologías amigables al medioambiente”, dijo.

Resultados
La minería fue el sector que más aportó al PIB dominicano con un 4%, liderando las exportaciones con un monto de US$1,779 millones el año pasado, según declaraciones de los ejecutivos de la Camipe.

Asimismo, la industria extractiva generó durante el 2016, unos 24 mil empleos indirectos, 8 mil empleos directos y 40 mil empleos inducidos, todos con salarios entre un 15% y 30% mayor al de los demás sectores.