Guatemala debe mejorar sus conceptos de Seguridad Industrial

Guatemala debe mejorar sus conceptos de Seguridad Industrial

Centurion Security promueve la actualización y modernización de los procesos de seguridad y salud empresariales

Compartir

El concepto de seguridad en Guatemala es un concepto reactivo, no propositivo, porque se piensa en cómo reaccionar ante un evento y no como evitarlo. Este tema, en el área industrial, se maneja de similar forma, especialmente, porque no se analiza que la salud está ligada con la seguridad y, además, se considera algo muy costoso.

Sin embargo, el precio de una tragedia es mucho más alto que la inversión para evitarlo, circunstancia que en los países europeos e industrializados, es primordial, señala Mark Andrew O’Brien, de Centurion Segurity.

Si usted busca en los centros comerciales o edificios con alta carga de personas, no hay muchos extintores y cuando los hay, tienen un cable para evitar que se los roben. Tampoco existe una buena señalización, las puertas están cerradas, en fin, se tiene un concepto equivocado de seguridad, es evitar el robo, no la tragedia, opina el experto.

O’Brien, de origen inglés, propone introducir el concepto unificado de seguridad y salud industrial para beneficio de las personas, de los trabajadores, en especial en las empresas industriales.

Se tiene un mal concepto y tiene que ver con los costos y la generación de utilidades, más que buscar el bienestar de los empleados o los visitantes. Se trata de apagar fuegos, agrega O’Brien.

¿Cuál es la diferencia, por ejemplo, con Europa?

El concepto de salud y seguridad en el trabajo. En Guatemala existe un reglamento, el Acuerdo Gubernativo 229-2014, un documento de 80 páginas que cubre los aspectos básicos y deja muchas lagunas. Si lo comparamos con una norma, por ejemplo de seguridad internacional de escaleras (dice mostrando un ejemplar similar a una guía telefónica), vemos que es mucho más voluminoso y más completo. Las licencias Internacionales IOSH y NEBOSH, que tiene Centurion, son de seguridad y salud ocupacional en la industria. En Guatemala estamos, podríamos decir, en pañales, en cuanto a normas de este tipo, porque, por ejemplo, en Europa para organizar un evento público, como un concierto, se debe tener una especialización universitaria, no cualquiera lo organiza. Aquí, tenemos normas reactivas, hasta que ocurre algo se crean, no hay preventivas y todo es lo mismo, costo.

Pero existen compañías que tienen protocolos de seguridad muy alto, las mineras por ejemplo, o no es así.

Efectivamente estas cuentan con protocolos nacionales e internacionales, pero deben mantenerse actualizando dichos protocolos. Centurion Security propone la actualización profesional de los protocolos de seguridad y dar acompañamiento a nuevos trabajadores para prevenir incidentes, el uso que se debe dar al equipo. Tenemos que hay dos tipos de trabajo minero, las excavaciones y las extracciones, por lo cual siempre hay que hacer estudios para verificar protocolos y si no existen contaminantes que pongan en riesgo a las personas. Aquí se trabaja de acuerdo con las normas nacionales y estas son muy superficiales.

¿Qué se debe hacer para manejar conceptos globales de seguridad?

Empezar en las escuelas con conocimientos de salud y seguridad. Se debe cambiar esto de que si a mi no me afecta, no me importa. Guatemala es un país joven en comparación con Europa y no existe responsabilidad hacia y de la comunidad. Algo que es común, es que se le dice algo a alguien, que no haga esto por su seguridad, pero no se le explica por qué y entonces tenemos, por ejemplo, que se usa el casco porque es una obligación, pero no se sabe por qué. Alguien puede ver que algo no sirve, pero no lo reporta y tenemos que, por ejemplo, una empresa no tiene un libro de registro de accidentes, en el cual no es para ver si esta empresa es mala, al contrario, se tuvo un accidente de este tipo, ocurrió por esto, se soluciono de esta forma y se tomaron estas acciones. Este registro es un proceso de prevención y tiene un costo, el costo es lo que se ve, no la efectividad.

¿Cuál es el principal obstáculo para seguir un protocolo de seguridad?

Primero, la gente, porque no sigue los procedimientos y no se concentra para seguir ejercicios de prevención. Volvemos al tema del casco, para qué usarlo. Mire, si para cambiar un simple bombillo no se toma en cuenta la seguridad ni ninguna norma de prevención; si ocurre un accidente, es culpa de la persona porque no siguió los procedimientos, pero los jefes que deben velar porque estos sigan los procedimientos, no lo cumplen su función y qué pasa con ellos.

Segundo, el costo. La seguridad tiene un costo, un empresa tiene 400 empleados, estos necesitan cada uno su equipo de seguridad, botas, ropa, casco, anteojos, todo es costo. Cada tipo de industria es diferente, cada una tiene diferentes protocolos de seguridad, posiblemente una quiere mejor un estándar y sigue los protocolos internacionales; otra se conforma con los nacionales. Un buen estándar de seguridad implica velar por la salud de los empleados y esto, tiene un costo.

Muchas empresas tienen como jefes de seguridad a exmilitares, ¿estos tienen más experiencia o capacidad que un civil?

La experiencia militar en seguridad es limitada a su campo, a su área. Sin duda constituye una base, pero se debe completar con estudios en otras áreas mejorar conocimientos de seguridad y salud. Y volvemos al tema de costos, el profesional capacitado velará por un proceso de seguridad y salud, esto tiene un valor, significa costos, los que muchas veces se sacrifican.