Grupos inconformes de Casillas, afirman que son infiltrados los que promueven la...

Grupos inconformes de Casillas, afirman que son infiltrados los que promueven la violencia

Compartir

Pese a que  los bloqueos en  Casillas Santa Rosa son considerados ilegales pues impiden el derecho a la libre locomoción,  un grupo de pobladores que se autodenomina la “Resistencia en Casillas Santa Rosa”, responsabilizó a infiltrados, de los ataques violentos  que se han registrado en contra  del proyecto minero el Escobal  que opera en  San Rafael las Flores , Santa Rosa.

Los  inconformes señalan  que  los actos  violentos son producto de la  “la infiltración de grupos que solo buscan  desacreditarlos.”

En las últimas semanas se han registrado ataques a proveedores  de la mina,  al  punto que la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), llegó hasta el lugar para verificar las denuncias del pasado 26 de septiembre.

El informe presentando asegura que armados con palos, piedras y machetes, más de 500 inconformes entre hombres y mujeres, ocasionaron daños a camiones que transportaban insumos, impidiendo también al personal de la procuraduría, realizar su trabajo de verificación, mediante amenazas e intimidación.

Miguel Colop, director de auxiliatura de la entidad, se  desplazo  hasta a Casillas para investigar los hechos  violentos. En su informe  estableció que la problemática es alta pues no existe voluntad de diálogo, de parte de los inconformes.  Así quedó evidenciado en una serie de entrevistas realizadas, para respaldar el documento.

Giovanni Martínez  de La Comisión Presidencial Coordinadora de la Política del Ejecutivo en materia de Derechos Humanos  (Coprede) aseguro que“ la población no quiere dialogar con nadie y se les ha imposibilita el poder  tener un acercamiento incluso las veces  que se  acercaron tuvieron que  ser acompañados por la Policía Nacional Civil (PNC) del lugar”.

Mientras que el  alcalde de Casillas, Adrian  Samayoa indicó,  “que entre  la mayoría  de las personas que se encuentran  manifestando  en Casillas hay mucha manipulación y la situación se salió de control”.

El informe de la PDH, destacá también la declaración de Javier  Fortín Gerente de  Desarrollo  Social de Minera San Rafael, quien  explicó que el proyecto   minero no está operando, únicamente se prepara abasteciendo la cadena de suministros.

Los inconformes por su parte, anunciaron que mantendrán sus acciones que califican como  “resistencia pacífica”, descartando que se trate de bloqueos violentos y desligándose también el ataque perpetrado con armas de grueso calibre, en contra de un helicóptero de la minera que transportaba gasolina, ocurrido el pasado 9 de octubre.