Estudio revela los beneficios de la actividad minera en Nicaragua

Estudio revela los beneficios de la actividad minera en Nicaragua

El oro se ha convertido en el tercer producto de exportación de Nicaragua, como producto de la minería.

Compartir

Después de que por muchos años la economía de Nicaragua dependió de la carne de res, el café y el azúcar, como sus tres principales rubros de exportación, el queso (y en algunos años el maní y el camarón), llegaron a crecer tanto como para generar ingresos por $100 millones anuales, hasta que el oro irrumpió en escena, y ascendió al tercer lugar, generando exportaciones por $319.3 millones en 2015, y por $357.7 millones en 2016.

El portal elsalvador.com publica las estadísticas del gubernamental Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex), las que muestran que el año récord fue 2013, cuando se colocaron $435.8 millones en el mercado internacional, con lo que el dorado metal alcanzó el primer lugar en la lista de productos de exportación.

El comportamiento del oro, que se explica por una combinación de mayor extracción del metal con una mejora en su precio internacional, es la razón principal por la que la minería se ha convertido en una de las principales actividades económicas de Nicaragua, contribuyendo a un aumento de las exportaciones totales, así como en la generación de empleos, impuestos y crecimiento económico, especialmente en las localidades donde opera.

“En términos económicos, la minería arrastra consigo a otras actividades que le proveen productos, servicios y bienes, como servicios financieros y bancarios; servicios básicos como energía eléctrica, combustible, lubricantes, transporte, entre otros”, señaló el autor del estudio, el economista Néstor Avendaño, presidente de Consultores Para el Desarrollo Empresarial S. A. (Copades).

Avendaño presentó un “Análisis Económico sobre la Minería en Nicaragua” que abarca el periodo 2006 – 2016, en el que asegura que 66 centavos de cada dólar que genera la minería metálica (oro y plata, fundamentalmente) quedan en el país en forma de pagos y salarios, compra de bienes y servicios, y pago de impuestos.

El monto es mayor en el caso de la minería no metálica (que incluye arena, piedra cantera, hormigón, cemento y agregados de construcción), donde 80 de cada cien centavos regresan a la economía nacional.