Estudio del CIEN confirma el potencial minero del país

Estudio del CIEN confirma el potencial minero del país

A la fecha sólo se ha explorado una tercera parte del territorio nacional

Compartir

Guatemala posee un alto potencial en recursos minerales, tanto en materiales de construcción, metálicos como no metálicos, los cuales todavía no son explotados al 100%, indica un estudio realizado por el Centro de Investigaciones Económicas Nacionales –CIEN‐.

Lo anterior también fue señalado por el informe de CABI el año pasado, en el que se recalca la escasa actividad minera frente a los depósitos minerales metálicos y no metálicos que el territorio nacional tiene.

Ejemplos de ellos son, entre otros, los yacimientos de níquel, en Izabal y Alta Verapaz; de oro y plata, en San Marcos, y de oro en Chiquimula, que ya se encuentran en etapas avanzadas para su aprovechamiento en escala industrial.

El estudio del CIEN afirma que de una superficie de 108,889 Kms2 que tiene el país, el Ministerio de Energía y Minas calcula que, efectivamente, se encuentran en exploración 6,630 Kms2 (6.1 % del territorio) y en explotación sólo se encuentran 941 Kms2 (0.09 % del territorio).

Diversos estudios que se han realizado, indica el CIEN, se ha determinado que existen recursos de gran importancia económica que se pueden extraer, como el potencial de minerales no metálicos.

Entre estos tenemos arcillas férricas, arenas y gravas, caliza, caolín, cuarzo, feldespato, filita, mármol, magnesita, serpentina y talco. También materiales de las menas no metálicas: barita, calcita, caliza, dolomita, feldespato, yeso, talco y azufre.

A ellos se agregan los minerales metálicos: cobre, níquel, cromo, cobalto, oro, plata, zinc y plomo, así como los de las menas metálicas: antimonio, cobre, oro, hierro, plomo y titanio.

La industria extrativa es una actividad económica que envuelve la producción de artículos no tradicionales. Estos poseen en la actualidad gran demanda debido a que, en su mayoría, sirven como materia prima para la elaboración de otros bienes, también importantes para la economía del país.

Los minerales son considerados iniciadores en las distintas cadenas productivas, por lo que siempre ha existido una alta demanda por ellos.

Los productos mineros son utilizados como insumos en la construcción, el comercio, la agricultura, todas actividades que contribuyen de forma significativa al Producto Interno Bruto -PIB -del país.

Es más, se afirma en el estudio, en la medida en la que el país avanza en su proceso de desarrollo e industrialización, la demanda de estas materias primas aumenta.

Uno de los casos más obvios es el de la construcción con el aumento en la inversión y de vivienda.