Cámara de Comercio manifiesta preocupación por situación de Minera San Rafael

Cámara de Comercio manifiesta preocupación por situación de Minera San Rafael

En la situación de crisis económica y competencia intensiva entre mercados, obliga a los países en desarrollo a buscar nuevas inversiones

Compartir

La Cámara de Comercio de Guatemala, sus filiales y gremiales, manifestaron por medio de un comunicado, su preocupación ante la situación que atraviesa la empresa Minera San Rafael, la que lleva más de 55 días sin poder operar.

Esta situación, indica el comunicado, “contribuye a la inestabilidad, la zozobra y la conflictividad en el área del municipio de San Rafael Las Flores”.

Los comerciantes señalan que la empresa siempre “ha manifestado su aspiración por ser una entidad que apuesta a la inversión responsable, no solo en función de los empresarios interesados en invertir en Guatemala, sino también en la imagen que proyectamos como país”.

La Cámara también pide que, debido a que está pendiente la resolución final del Amparo número 1076-2017, el que al otorgar el amparo provisional dejó en suspenso la licencia de explotación y se suspendieron las operaciones mineras, “en esta clase de fallos se observen y respeten los principios definidos en la sentencia del caso Oxec”, la cual fue emitida por la Corte de Constitucionalidad (CC).

También hace un llamado para que se fortalezca la confianza en el país y que se garanticen las inversiones extranjeras, especialmente por las circunstancias especiales de la “crisis económica y competencia intensiva entre mercados”, las que obligan “a los países en desarrollo a buscar nuevas inversiones”.

“Las decisiones que adopten las autoridades del Estado deben acercarnos al desarrollo integral, propiciando la seguridad y certeza jurídica necesarias en nuestra nación”, señala el comunicado.

Finalmente manifiestan que si bien “existen situaciones que nos desalientan”, creen en Guatemala y trabajar por alcanzar una mejor situación general para la población, “con la profunda fe en que nuestro sistema judicial debe funcionar apegado a principios de excelencia, enviando un mensaje claro a la comunidad nacional e internacional interesada en invertir o seguir invirtiendo en Guatemala”.