Bloqueos en casillas ocasionan pérdidas por Q45 millones a proveedores

Bloqueos en casillas ocasionan pérdidas por Q45 millones a proveedores

600 empresas afectadas demandan al Estado tomar acción para liberar los bloqueos.

Compartir

Unidos por una misma causa, los bloqueos y las pérdidas económicas, representantes de 600 empresas piden al Gobierno cumplir con sus obligaciones y poner fin a los bloqueos que realizan pobladores en Casillas Santa Rosa, porque estos les han causado, en quince días, pérdidas por Q45 millones.

Los empresarios, todos proveedores de bienes y servicios del municipio de San Rafael Las Flores, indicaron que están a punto de iniciar despidos, porque estas acciones han duplicado sus costos de operaciones y afectan, de forma directa, a todos sus trabajadores.

Según expusieron, el sustento de aproximadamente 20 mil familias, cuyos jefes de hogar o miembros dependen de trabajos con estas 600 empresas, corren el riesgo de ver disminuidos o perder su principal fuente de ingresos.

Con diversos ejemplos mostraron como han operado los manifestantes, señalando que detrás de estos se encuentran organizaciones como el Centro de Acción Legal, Ambiental y Social (Calas) o la iglesia católica de Santa Rosa, las que junto a otras agrupaciones promueven estos bloqueos con fines que desconocen.

Los empresarios indicaron que reconocen el derecho de las personas a manifestar, pero de igual manera exigen que se respete el derecho a la libre locomoción y al trabajo, derechos que todos los afectados señalan son violados por los manifestantes.

Demandas

La semana pasada algunas empresas que han sido afectadas por los bloqueos, entablaron una demanda civil por daños y perjuicios contra 10 líderes que han sido identificados dentro de los que organizan los bloqueos.

Otros empresarios están considerando adherirse o presentar sus propias acciones judiciales, si los bloqueos continúan, ya que la inicial razón de protesta, los sismos en la localidad que eran atribuidos a la actividad minera que se desarrolla a 17 kilómetros, ya se desvirtuó.

Esta semana el Instituto de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) presentó un informe que concluye que la actividad sismológica es de origen geológico.

Trabajadores de la empresa minera también presentaron una petición de acompañamiento en la Procuraduría de los Derechos Humanos, porque los manifestantes los agreden y les impiden llegar a su centro de trabajo.