Los minerales raros dan vida a la tecnología

Los minerales raros dan vida a la tecnología

Sin estos materiales no se pueden construir teléfonos inteligentes

Compartir

Al hablar del crecimiento tecnológico, inmediatamente pensamos en los celulares, las tablet, las televisiones planas, computadoras, tables, nuevos aparatos para uso médico, en fin, la tecnología se aplica a una variada serie de inventos.

En segundo plano, recordamos la producción de estos aparatos y nos trasladamos mentalmente a los países de oriente, especialmente, a la República Popular de China, en donde se encuentra la mano de más barata y la mayor capacidad industrial instalada, componentes fundamentales para desarrollar estos aparatos.

En tercer plano, y no por ello menos importante, se encuentra la materia prima y ¿cuál es está?, pues los llamados minerales raros, de los cuales China produce el 95%, gracias a la gran riqueza de su suelo.

Los minerales raros son aquellos sumamente plegables, que además contienen elementos para producir metales valiosos, entre los cuales se encuentran un grupo de 17 elementos de la familia de los lantánidos.

Estos no son fáciles de encontrar. Incluso podrían estar entre los desechos de tierra que se descarta al buscar oro y plata, una teoría que busca ser probada, aunque ya se tienen varios vestigios de ser una realidad.

Estos son indiscutibles para la fabricación de aparatos con alta tecnología. China es el mayor exportador y casi el único. Estados Unidos posee una reserva de un 12% de estos minerales, clasificados desde 1981 como metales de importancia estratégica, pero se había conformado con adquirirlos de China, hasta que esta empezó a subir los precios en hasta un 500 o más por ciento.

Estos minerales son los que dan vida a la tecnología (Fotos Internet).

Los 14 minerales que, según grupos de especialistas en el desarrollo de tecnología de la Unión Europea se requieren, son: antimonio, berilio, cobalto, espato flúor, galio, germanio, grafito, indio, magnesio, niobio, metales del grupo del platino (PGM), tierras raras, tantalio y volframio.

Ante las previsiones del crecimiento de la demanda, que podría hasta triplicarse para el 2030, China se encuentra parada en una mina de oro, porque siendo el mayor proveedor, puede manejar los precios a su antojo.

Guatemala carece de una política para el desarrollo de la minería, con la cual podrían efectuarse estudios para establecer la existencia de estos minerales, lo que no sería extraño dada la calidad del suelo guatemalteco, enriquecido por una activa cadena volcánica.

Los minerales raros son hoy a la tecnología, lo que el acero era para la producción de armas durante y después de la Segunda Guerra Mundial. Sin estos, la humanidad no podría disfrutar de los últimos avances como los teléfonos inteligentes.