“La consulta es un diálogo para alcanzar acuerdos”

“La consulta es un diálogo para alcanzar acuerdos”

Compartir
Aura Leticia Teleguario, Ministra de Trabajo

“Nos hemos propuesto construir un instrumento conjuntamente con los Pueblos Indígenas y los sectores que se vinculan al tema”

 

“Los pueblos indígenas no reconocen como representativas ni legitimas, las estructuras de los COCODES”

 

 

Los procesos de consultas con las comunidades, en cumplimiento con el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), han sido unos de los mayores obstáculos para el desarrollo de la industria mineraen Guatemala. La falta de comprensión de este mecanismo ha sido manipulada por algunas organizaciones, ajenas a la región y los pueblos indígenas en donde se instalarían algunos proyectos, con diversos propósitos y ello solo ha generado conflictividad, situación que entorpece el diálogo y alcanzar consensos positivos para todos.La regulación clara y precisa de este tema permitirá promover la minería en el país, cumpliendo uno de los mandatos constitucionales.

En la siguiente entrevista*, la ministra de Trabajo y Previsión Social, Aura Leticia Teleguario Sincal, ofrece una visión de los criterios que el Gobierno del presidente Jimmy Morales, maneja respecto a este tema.

 

¿Cuál es la postura del gobierno del presidente Morales respecto a reglamentar el Convenio 169 de la OIT?

Es necesario indicar que el objetivo principal del Gobierno es la implementación del Convenio 169 de la OIT, de conformidad con sus distintas áreas temáticas. Entre ellos, el derecho a la consulta, que sí debe regularse a efecto de contar con reglas claras sobre la naturaleza de la consulta, los actores, los criterios para establecer las instituciones representativas de los Pueblos Indígenas, los procedimientos y los efectos de las consultas.

Los esfuerzos que se realizan orientados hacia este fin son parte de un diálogo socialcon los Pueblos Indígenas, Sector Empresarial e instituciones públicas, entre otros,el cual es liderado por el Ministerio de Trabajo, para definir y construir juntos la Guía de Estándares Básicos para una aplicación efectiva de la consulta a pueblos indígenas.

 

¿Cuántos proyectos de reglamento se han elaborado y cuál sería tomado como base para su emisión?

Existen esfuerzos hechos por el Legislativo y Ejecutivo. En el Congreso de la República se cuenta con dos iniciativas de Ley. La primera, la número 3684, del año 2007, y la otra es la número 4051, del año 2009.

Por parte del Organismo Ejecutivo se cuenta con otras dos iniciativas:

  1. “Reglamento para el Proceso de Consulta de Buena Fe, Libre, Previa e Informada a Pueblos Indígenas en el marco del Convenio 169 de la Organización Internacional de Trabajo (OIT) sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes, de 2011.

El reglamentofue objetado por los Pueblos Indígenas ante la Corte de Constitucionalidad, en razón del procedimiento seguido y la falta de participación de los pueblos Indígenas.

  1. “Protocolo de Consulta a los Pueblos Mayas, Xinka, Garifuna y Mestizo en el Marco de un Diálogo Intercultural y Democrático”, del año 2013.

La iniciativa del protocolo quedó en suspenso por una objeción parcial de las autoridades ancestrales del consejo departamental del Quiché.

En el caso de los proyectos del Legislativo, nunca se agendaron para conocimiento del pleno, no se promovió su discusión.Tomando en consideración las experiencias descritas con cada iniciativa que pretende regular la consulta, nos hemos propuesto construir un instrumento conjuntamente con los Pueblos Indígenas y los sectores que se vinculan al tema.

 

¿Es conveniente o no realizar un instrumento que viabilice la consulta con los pueblos indígenas?

Sí, pero debe ajustarse a los términos de la resolución emitida por la Corte de Constitucionalidad en el año 2011, conforme el expediente 1072-2011 y la sentencia de fecha 24 de noviembre de 2011 de la Corte de Constitucionalidad, en el sentido de que el Presidente de la República debe reencauzar la iniciativa de regulación de la Consulta a los Pueblos Indígenas por medios idóneos.

El Organismo Ejecutivo a través el Ministerio de Trabajo y Previsión Social, diseñó el Proyecto de Reglamento sin la participación de los Pueblos Indígenas e instauró un mecanismo de conocimiento del instrumento y opinión sobre el mismo a través de la página WEB del Ministerio de Trabajo, lo que motivo que algunas organizaciones se opusieran a este procedimiento.

Con base enesa experiencia, el Organismo Ejecutivo a través del Ministerio de Trabajo y Previsión Social, diseñó e impulsó un proyecto de reglamento que denominó: “Reglamento para el Proceso de Consulta de buena fe, libre, previa e informada a Pueblos Indígenas en el marco del Convenio 169 de la Organización Internacional de Trabajo (OIT) sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes”.

 

¿Cómo interpreta el Ministerio de Trabajo una consulta?

El Ministerio de Trabajo y Previsión Social hace acopio a los términos del Convenio 169 sobre Derechos de los Pueblos Indígenas de la Organización Internacional de Trabajo (OIT), y a las Recomendaciones que en su oportunidad hiciera el relator especial sobre la situación de los derechos humanos y las libertades fundamentales de los indígenas, señor James Anaya, en 2010, refiriendo que la consulta es un diálogo para alcanzar acuerdos con los Pueblos Indígenas. Cuando se tomen medidas administrativas o legislativas susceptibles de afectarles directamente, la consulta es una obligación del Gobierno.

Es importante hacer la diferencia entre Consulta Popular, Consulta Municipal y Consulta a los Pueblos Indígenas, en el marco del Convenio 169 de OIT, cada una de estas se sustentan en normativas específicas y con finalidades distintas.

 

¿Cuál podría ser en Guatemala, un ejemplo positivo de una consulta?

No se conoce de una experiencia. El Ministerio de Trabajo llevó a cabo un recuento de 87 procesos de consultas comunitarias, en las que únicamente las comunidades se organizaron y convocaron unilateralmente.

El Gobierno impulsa actualmente procesos consultivos como los de Nebaj, Quiché, por dos hidroeléctricas, y una consulta más en el municipio de San Juan Cotzal, por la construcción de sub estaciones eléctricas y la transmisión eléctrica. Puede afirmarse que hasta donde se ha avanzado, se consideran positivos.

 

¿Cómo se define la representatividad de una comunidad a la hora de una Consulta?

El Convenio 169 hace referencia en su artículo sexto, numeral uno, literal a), que la consulta a los pueblos indígenas es a través de sus instituciones representativas. Este concepto debe aplicarse en congruencia con lo que establece el artículo quinto, literales a), b) y c), del precitado Convenio 169, en el sentido de que se debe respetar la integridad de los valores, practicas, e instituciones de esos pueblos.

 

¿Por qué no se aplica el artículo 26 del Decreto 11-2002 en este tema?

El artículo 26 del citado Decreto 11-2002, Ley de los Consejos de Desarrollo Urbano y Rural, establece que ,, “En tanto se emite la ley que regule la consulta de los pueblos indígenas, las consultas a los pueblos maya, xinca y garífuna sobre medidas de desarrollo que impulse el Organismo Ejecutivo y que afecten directamente a estos pueblos, podrán hacerse por conducto de sus representantes en los consejos de desarrollo”

Los pueblos indígenas no reconocen como representativas ni legitimas, lasestructuras de los COCODES en esta materia.

 

 

*La entrevista fue realizada por correo electrónico.