¿El agua mineral es mejor que el refresco?

¿El agua mineral es mejor que el refresco?

Compartir

Tomar agua es fundamental para nuestro organismo, gracias a este líquido el cuerpo puede funcionar correctamente. Muchas personas optan por consumir refrescos o agua mineral para mantenerse hidratados pero, ¿realmente la mineral es mejor que el refresco?

El agua mineral está compuesta por minerales, sales y además contiene gas, como es sabido es una bebida carbonatada. Muchas veces es usada para darle un mejor sabor a ciertas bebidas e incluso algunas personas la prefieren porque tiene un mejor sabor que el agua natural o mejor dicho, porque tiene burbujas.

Un estudio hecho por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas de México, demuestra que tomar agua mineral ayuda a controlar el colesterol malo y a reducir el riesgo de padecer una enfermedad coronaria.

Por si fuera poco, el beber medio litro de esta bebida podría reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Además, otro estudio hecho por la European Journal of Gastroenterology & Hepatology comprueba que el agua mineral alivia malestares estomacales como la dispepsia (molestia que da después de comer y cuyos síntomas son ardor y náuseas).

Pero también se ha demostrado que el consumir agua mineral en exceso puede ser perjudicial para la salud, la experta en nutrición Fernanda Alvarado menciona que esta bebida no es recomendada para las personas que quieren peder peso, ya que el estimula la hormona grelina, la cual incrementa el apetito.

Sin embargo, las bebidas carbonatadas como el agua mineral pueden perjudicar la salud dental, ya que afectan el esmalte de los dientes. También se ha encontrado que al ser una bebida con sodio no es recomendada para aquellas personas que padecen hipertensión.

¿Y qué hay de los refrescos? Son las bebidas más comerciales que podemos encontrar en cualquier tienda. Cifras publicadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) arrojan que en promedio un mexicano toma alrededor de 163 litros de refresco al año.

Este tipo de bebidas además de ser carbonatadas también tiene un alto índice de azúcar, por lo que tomarlas en exceso puede afectar la salud.

De acuerdo con un estudio hecho por la Profeco, para darles ese sabor dulce a los refrescos se les agregan entre 4 y 28 gramos de azúcares, así como endulcorantes.

Al igual que el agua mineral, el gas que contienen estas bebidas puede afectar el esmalte de los dientes. Un artículo del Centro de Investigación en Nutrición y Salud de México menciona que el alto contenido de azúcar aumenta el riesgo de tener sobrepeso y padecer diabetes.

Tanto el agua mineral como los refrescos son bebidas carbonatadas y su principal característica es que contienen gas. La única diferencia que hay entre ellas es que una contiene azúcar y la otra es una opción más natural.

Lo ideal es consumir estas bebidas moderadamente para evitar perjudicar nuestra salud y beber mínimo 8 vasos de agua natural diario.

Tal vez le interese leer…

Así está repartida la competencia por los minerales en el mundo