El abogado “ambientalista” que pretendía obtener ganancias de la actividad minera

El abogado “ambientalista” que pretendía obtener ganancias de la actividad minera

Compartir

El  abogado del Centro de Acción Legal y Ambiental de Guatemala, (CALAS), Rafael Maldonado, se ha caracterizado por utilizar adjetivos que descalifican el trabajo de Minera San Rafael, y que además les atribuyen delitos que a su criterio son atribuidos a la compañia. Como muestra los calificativos que utiliza en cada una de sus publicaciones, en contra de la Minera, por lo que retomamos una publicación de 2017, en donde se pone en evidencia la intención de Maldonado, de lucrar con las familias de San Rafael Las Flores, beneficiándose de fondos provenientes de la compañia, pese a utilizar un discurso “ambientalista”,  en clara oposición a la actividad extractiva.

El diario el Periódico publicó en 2017, una investigación en la cual demuestra que el abogado Rafael Maldonado, quien a nombre de Calas interpuso el amparo contra Minera San Rafael, buscó beneficiarse económicamente de una asesoría a vecinos del caserío La Cuchilla, municipio de San Rafael las Flores, Santa Rosa.

Maldonado, según indica la publicación, negó haber cobrado por la asesoría, pero el diario demuestra con las boletas del depósito bancario, que si lo hizo.

El jurista le cobró a ese grupo de personas de escasos recursos Q20 mil por representarlos en una reunión y por presentarles dos estrategias jurídicas. No obstante, según se evidencia en un audio entregado a elPeriódico, les cobró un porcentaje extra por cada uno de los acuerdos que lograra en los precios que la mina debía de pagarles por metro cuadrado de construcción. Según el audio, la Mina San Rafael ofrecía Q45 por metro cuadrado y Maldonado estaba convencido que con las estrategias legales que propondría a los vecinos de La Cuchilla, podrían conseguirse US$100 el metro cuadrado, con la correspondiente comisión para él por su asesoría estratégica en el campo legal”, indica la publicación.

Maldonado siempre les aclara a los vecinos, que actuará como abogado particular, no como representante legal de Calas. El objetivo, según se evidencia en los audios, es subir lo más que se pueda el pago por valor de los terrenos, tasado en Q45 por la minera, para lograr $100 dólares por metro cuadrado, lo que le dejaría a él una mejor comisión.

En uno de los audios que acompañan la publicación, según se transcribe en la misma, Maldonado habla refiriéndose a una licenciada de apellido Pivaral, de la siguiente manera: “me decía la licenciada que ahorita hay un resarcimiento creo que son Q100 por metro cuadrado o algo así”. A lo que su interlocutora le responde: “lo que pedimos son US$100 por metro cuadrado, pero ellos están ofreciendo apenas Q45” (sic).

Según el diario, Maldonado expuso: “la idea es subirlo lo más cercano a los US$100 por metro cuadrado a cada uno de los damnificados verdad, entonces allí hablaríamos mañana que yo cobraría un porcentaje por cada uno de los acuerdos que lleguen subiéndolo lo más cercano a los US$100 que ustedes quieren” (sic).

Cuando los investigadores lo llamaron, para verificar lo que tenía, Maldonado reconoció qué si los había asesorado, pero negó haber cobrado, pese a las evidencias.

Fue en diciembre de 2016. Es totalmente falso que yo haya cobrado eso, porque para lo que asesoré a un grupo de vecinos de La Cuchilla fue para representarlos en dos reuniones con la municipalidad por el problema de las casas que se derrumbaron”, dijo a los periodistas el abogado.

Pero el diario documenta con las boletas del Banco Industrial, números 10567168 y 10567046, que se hizo el pago de Q20 mil a la cuenta personal de Rafael Maldonado y al evidenciárselo, modificò su versión a decir que fueron honorarios.