Neuronas artificiales en un chip de silicio que pueden curar el Alzheimer

Neuronas artificiales en un chip de silicio que pueden curar el Alzheimer

Compartir

Investigadores de la Universidad de Bath (Inglaterra), desarrollaron las primeras neuronas artificiales en un chip de silicio marcando así, el primer paso para curar enfermedades crónicas como la insuficiencia cardiaca, Alzheimer y otras enfermedades de degeneración neuronal.

Uno de los objetivos de la medicina ha sido diseñar neuronas artificiales que respondan a las señales eléctricas del sistema nervioso como si fueran neuronas reales. La dificultad reside en que todavía se sabe muy poco del funcionamiento de las neuronas y su función en el cerebro.

Sin embargo los investigadores de la Universidad de Bath junto a investigadores de las Universidades de Bristol (Inglaterra), Auckland (Nueva Zelanda) y Zúrich (Suiza) han encontrado la clave que abre el camino hacia la cura de enfermedades crónicas.

Sabiendo esto han conseguido desarrollar un chip de silicio que funciona como los canales de iones biológicos de las neuronas reales ya que responden de la misma manera los diferentes estímulos enviados.

Nuestras neuronas sólo necesitan 140 nanovatios de potencia. Eso es una milmillonésima parte del requerimiento de energía de un microprocesador, que otros intentos de hacer neuronas sintéticas han usado. Esto hace que las neuronas sean adecuadas para los implantes bioelectrónicos para el tratamiento de enfermedades crónicas“, declaró el profesor Alain Nogaret, de la Universidad de Bath.

¿Qué es el silicio?

Es un no metal sólido, de color amarillento, que se extrae del cuarzo y otros minerales y es el segundo elemento más abundante en la Tierra después del oxígeno; se utiliza en la industria del acero como componente de las aleaciones de silicio y acero, en la fabricación de transistores y circuitos integrados, y sus silicatos, en la fabricación de vidrio, barnices, esmaltes, cemento, porcelana, etc.

Tal vez le interese leer…

Agua alcalina o agua Kangen: ¿qué es y por qué puede ser nociva para la salud?