Basura, contaminación hídrica y sedimentación matan al Lago de Amatitlán

Basura, contaminación hídrica y sedimentación matan al Lago de Amatitlán

Compartir

Más de 630 mil millones de toneladas de basura solida ingresaron al Lago de Amatitlán durante 8 años, período que dejaron de funcionar las plantas de tratamiento.

El Lago de Amatitlán es un cráter que se encuentra a 25 kilómetros de la ciudad capital, tiene 12 kilómetros de largo por 3 de ancho y es el cuarto cuerpo de agua más grande e importante del país.

Sin embargo, diariamente le ingresan grandes cantidades de desechos sólidos, siendo este el tercer problema de contaminación ya que durante ocho años (2008 – 2016) recibió 630 mil 720 millones de metros cúbicos, esto debido a que durante los gobiernos de la Unidad Nacional de la Esperanza -UNE- y el Partido Patriota -PP-, las plantas de tratamiento no estuvieron en funcionamiento.

El jefe mantenimiento y limpieza del lago, de la Autoridad para el Manejo Sustentable de la Cuenca y del Lago de Amatitlán -AMSA- Marlon Alonzo, señaló que en lo que va del año se han extraído 34 mil 572 metros cúbicos de basura, provenientes de los 14 municipios que envían sus deshechos al lago.

No solo son desechos sólidos, también hemos sacado 14 mil 700 metros cúbicos de ninfa, lo que nos suma un total de 49 mil 264 metros cúbicos, pero eso es solo parte del problema, la arena que entra al cuerpo acuático y el líquido contaminado son los otros problemas”.

Según los datos proporcionados por el funcionario, durante las recientes mediciones en los lugares más profundos se ha detectado una profundidad de 28.8 metros, cuando según los registros de información del cuerpo de agua, deberían ser 33 metros de profundidad, siendo este el problema número uno.

Además, el contaminante hídrico es el segundo problema que afronta AMSA, ya que, aunque existe un decreto para que todas las municipalidades tengan una planta de tratamiento de aguas residuales, ninguna de las 14 comunas que descarga al lago la tiene.

Alonzo remarcó que durante el verano se registraron 1,800 litros por segundo ingresando al lago en menor cantidad y cuando se incrementó durante esa misma época se registraron hasta los 2,500 litros por segundo. Durante la época de lluvia la cantidad que ingresa es incalculable.

El jefe de mantenimiento remarcó que se necesita el compromiso de las comunas para poder rescatar el lago, y que se están implementando proyectos de rescate viables a largo plazo.