En Progreso, la salud de sus colaboradores es prioridad

En Progreso, la salud de sus colaboradores es prioridad

Compartir

La actual crisis sanitaria que afronta el mundo tiene nuevas y distintas aristas. Aunque la vacunación es una realidad y existe una esperanza para todos, las medidas sanitarias y de bioseguridad son la mejor defensa que en Progreso han integrado para proteger a sus colaboradores.

Es por ello que en 2021, se mantienen las mismas reglas de bioseguridad, distanciamiento social y trabajo en casa. A ello se suman constantes monitoreos  para garantizar la salud de los colaboradores esenciales que se encuentran en plantas  garantizando todos los mecanismos necesarios en operaciones para la protección de todos.

Además, el 90 por ciento de los equipos administrativos y de oficina, continúan desarrollando sus actividades diarias desde casa, garantizando con ello su salud y la salud de sus respectivas familias. Esta política de “Home Office”, ha permitido mantener y resguardar la salud de la gran mayoría de los colaboradores, además de facilitar todos los insumos necesarios para que puedan desarrollar sus actividades de la mejor forma.

Medidas que se convirtieron en hábitos

Desde marzo de 2020, en Progreso se mantiene el compromiso de  “cuidarnos y cuidar a los demás”. Por ello se adoptaron y reforzaron todas las medidas de bioseguridad para garantizar el bienestar de todos sus colaboradores.

Algunas medidas, se convirtieron en hábitos que se replican o no solo en las plantas, sino en los hogares. Entre ellas:

  • Lavado de manos durante al menos 20 segundos con agua y jabón en distintos momentos del día: Esta práctica es una de las más recurrentes además del uso de alcohol en gel en todos los espacios.
  • Limpieza de espacios comunes durante varias veces al día: Conscientes que algunas actividades dependen de colaboradores esenciales en plantas y espacios vitales. Por ello se desinfecta y ordena lugares donde convergen los colaboradores para garantizar su salud y la de todos. Además, la política de sana distancia es aplicada en todo momento.
  • El uso de mascarilla se convirtió en uno de los mejores hábitos. Con determinación, se han utilizado las mascarillas adecuadas para garantizar buenos hábitos dentro y fuera de los hogares.
  • Proveer de insumos a los colaboradores (Alcohol en gel, mascarillas, insumos de desinfección y limpieza, espacios apropiados y limpios, correcta señalización de espacios, etc.), para garantizar la buena salud y la correcta operación.

Te puede interesar:

“Obras que duran toda la vida”, un reconocimiento a los guatemaltecos ejemplares