Mejores instalaciones para alumnos de la comunidad El Sinaca, El Progreso

Mejores instalaciones para alumnos de la comunidad El Sinaca, El Progreso

Compartir

Con el objetivo de contribuir al mejoramiento de la infraestructura de la Escuela Oficial Rural Mixta de la comunidad El Sinaca, Cementos Progreso impulsó un proyecto de remozamiento en colaboración con padres de familia, empresas locales, la municipalidad y voluntarios del sector.

Ubicada en municipio de Sanarate, El Progreso, la escuela acoge a 210 alumnos que cursan primaria y preprimaria. De acuerdo con Ester Calderón, directora del establecimiento, tanto el piso de las aulas como el pavimento de la cancha deportiva fueron dañados por el crecimiento de las raíces de los árboles que se encontraban alrededor. Las aulas eran muy calurosas y poco ventiladas.

Las obras de remozamiento incluyeron la pintura de las paredes de la escuela, implementación de rampas en los pasillos para facilitar la circulación de los niños, ampliación y reparación de la cancha deportiva, construcción de 6 jardineras, ampliación y remodelación del aula de Kínder y Preparatoria.

Para contrarrestar las altas temperaturas típicas de la zona, también se planificó la siembra de árboles y se abrieron más ventanas para mejorar la ventilación e iluminación en las aulas.

La inauguración del inmueble se realizó el 1 de febrero de 2018.

Se mantuvo el espíritu de colaboración e integración y se promovió la gestión interinstitucional para establecer alianzas que permitieran mejorar la escuela. Las obras fueron realizadas gracias al aporte de las siguientes empresas: Cementos Progreso, Agrobosques, Transportes Jaguares, Transportes Mayen, Servicios Mecánicos Profesionales, Transportes JIREH, ZIZA, Constructora Emanuel y Emacom.

El Consejo Comunitario de Desarrollo, la Municipalidad de Sanarate, el personal docente del establecimiento, el Comité de Padres de Familia y los voluntarios Marco Tulio Veliz de León y Agustín Morales Ramírez, también apoyaron el proyecto.

Francisco Castañeda, gerente de planta San Miguel, este proyecto es el resultado de la unión y el trabajo en equipo entre la comunidad y las empresas involucradas. “Nos emociona ver cuántas personas se sumaron a este proyecto porque con este tipo de iniciativas seguimos construyendo juntos el país donde queremos vivir”, añadió.