Yeso, Rodonita y Ópalo, ¿qué son y para qué sirven?

Yeso, Rodonita y Ópalo, ¿qué son y para qué sirven?

Compartir

Rodonita – Uso ornamental

La rodonita es un mineral del grupo de los silicatos, subgrupo inosilicatos, y dentro de estos pertenece a los piroxenos. Descubierta en 1819, su nombre viene del griego rodon, que significa color rosa-colorado, se forma como un producto primario de alteración en depósitos hidrotermales y de metamorfismo de contacto o regional, asociado con bustamita. Se emplea en grandes masas como piedra ornamental, incluso algunos ejemplares son tallados y usados como joya semipreciosa. También se ha usado como mena de manganeso comercialmente rentable.

Yeso – Para construcción

Es un mineral corriente y frecuente en las rocas sedimentarias. Con frecuencia aparece intercalado en calizas y pizarras, generalmente en capas situadas bajo depósitos de sal, por haber sido depositado como uno de los primeros minerales que cristalizaron por la evaporación de aguas salinas.

El yeso es el sulfato más común y existen extensos depósitos en todo el mundo. El yeso se sutiliza como material de construcción en edificios temporales, para el enyesado de paredes, molduras y vaciados de toda clase; sin calcinar se emplea como retardador del cemento portland.

Ópalo – Para joyas

El ópalo es un mineraloide del grupo VIII (Silicatos, Tectosilicatos), según la clasificación de Strunz, compuesto de dióxido de silicio y relacionado con los cuarzos. Se encuentra rellenando cavidades en las rocas ígneas y sedimentarias, donde ha sido, evidentemente, depositado por la acción de las aguas termales.

Es utilizado principalmente como gema en joyería, se talla en formas redondas, en cabujón. Las piedras de gran tamaño y calidad excepcional, son muy apreciadas.

Tal vez le interese leer…
http://miningworks.gt/ciencia/hallan-yacimiento-de-uno-de-los-minerales-mas-raros/