Yacimientos de jade en Guatemala

Yacimientos de jade en Guatemala

Compartir

El Valle del Motagua, en Guatemala, es el único lugar que se conoce en Mesoamérica donde se extraía el jade previo a la llegada de los europeos.

El jade llegó a Europa procedente de América. La palabra jade fue utilizada por primera vez en Francia entre los años 1500 y 1700, los franceses la comenzaron a denominar “piedra de ijada”, pues era considerada diagnóstica para el tratamiento de padecimientos del riñón, entre otras cualidades medicinales.

El jade está compuesto de dos minerales la jadeita y la nefrita. El origen de su formación es de rocas metamórficas. Está ligado a otro material metamórfico llamado serpentina, cuando es químicamente puro su composición mineralógica posee los porcentajes siguientes: Sílice (59.4%), Aluminio (25.2%) y Sodio (15.4%) (Mirambell, 1968).

El jade se forma en zonas de metamorfismo profundo cuando se dan temperaturas adecuadas. Esta asociado con serpentinas y otros materiales como la albita y el asbesto.

Algunos yacimientos se encuentran en California, en el sur de China y en el Tíbet. En México, es posible encontrarlo en Guerrero, Puebla, Oaxaca y Chiapas. En 1966 en Puebla, en la región de Acatlán, se encontró un canto rodado de un mineral parecido al jade llamado onfacita. En Guatemala, existen yacimientos de jade en el valle del río Motagua y en el occidente del país.

En el “Tour del Jade” puedes conocer más sobre esta piedra, además de observar con detenimiento el trabajo de artesanos guatemaltecos en joyas y replicas de piezas propias de la cultura Maya.

Hasta el momento no se sabe si el jade se explotó durante el pasado Colonial en América, pues las primeras investigaciones se interesaron en buscarlo principalmente en los sitios prehispánicos.

Olmedo y González (1986) señalan que la discusión sobre la composición del jade se inició en la década de los cincuenta con el objeto de conocer si este material poseía jadeita o nefrita.

Aunque en estos estudios no fueron analizados todos los tipos de jade, se concluyó que la mayoría solamente contenían jadeita.

Se han identificado yacimientos en el valle del Motagua, que se suman a otros lugares ya identificados en Guatemala como: Guaytan, el río Huijó, el Jute, Nito, El Manzanotal, Terrón, el río Hato, Usumatlán y Tulumaje-Tulumajillo.

Si quieres conocer más sobre el proceso de tallado y otras curiosidades de este piedra, puedes visitar el museo de Jade Maya, ubicado en la 4a Calle Oriente # 34 en la Antigua Guatemala, teléfono (502) 7931 2400.

También te puede interesar leer:

Jade: El mineral de las mil propiedades