Luzonita, Fosgenita y Cordierita, ¿qué son y para qué sirven?

Luzonita, Fosgenita y Cordierita, ¿qué son y para qué sirven?

Compartir

Luzonita – Mena de cobre

La luzonita es un mineral raro que es dimorfa con enargita. No es un mineral común pero tiene demanda como mena de cobre. La luzonita lleva su nombre por su ocurrencia en Mancayan, Isla de Luzón, en Filipinas, que es la localidad típica de este mineral.

Está compuesta por sulfuro de arsénico de cobre y es de color gris metalizado con matices rosados. Los mejores ejemplos de este mineral provienen de Taiwán en la mina Jinguashi, distrito de Ruifang, ciudad de Nueva Taipei.

En tanto que los microcristales de luzonita bien formados provienen de la mina Clara, Oberwolfach, Baden-Württemberg, Alemania.

Fosgenita – Interés coleccionístico

La fosgenita es muy rara y los buenos cristales son muy apreciados entre los coleccionistas de minerales experimentados, que tienen precios muy altos.

Los grandes cristales que se encontraron en Monteponi en Italia son verdaderos clásicos legendarios. Está compuesta por cloro carbonato de plomo. Su color a menudo es ámbar, naranja claro, marrón claro y amarillo.

También incoloro, blanco, gris claro y verde claro. Como mineral secundario de plomo, a menudo se encuentra en localidades de escoria cerca de depósitos de agua de mar.

Cordierita – Sustituto del zafiro

La cordierita es un mineral fuertemente pleocroico es decir que su color será notablemente diferente cuando se lo observe en diferentes ángulos.

Es uno de los pocos minerales que exhibe un pleocroísmo tan fuerte y es el mineral más conocido que exhibe esta propiedad óptica. Puede virar de color azul violáceo a azul y cuando se desplaza se volverá gris o amarillenta.

Precisamente por su buen color y dureza, se utiliza como un reemplazo asequible para Zafiro y se utiliza en anillos, pendientes y colgantes.

Tal vez le interese leer…

Sanidina, Monacita y Chorlo, ¿qué son y para qué sirven?