La minería en el diario vivir

La minería en el diario vivir

Compartir

La minería está presente en todas las actividades humanas. Si no existiera, por ejemplo, nuestras casas no tendían techo, ni puertas ni ventanas. La iluminación sería a vela y cocinaríamos con leña.

Cocinas, microondas, televisores, refrigeradores, estufas, no existirían porque sus elementos provienen de la minería.

En materia de comunicaciones estaríamos igual, es decir, sin teléfonos fijos ni celulares, sin cables, antenas, satélites, radares, computadoras, radio, televisión ni cámaras de foto.

La agricultura se dificultaría porque no se dispondría de sembradoras ni cosechadoras.

En cuanto a la salud, sólo algunas enfermedades podrían ser curadas. No se podrían realizar operaciones porque no habría quirófanos y no podrían hacerse estudios ante la inexistencia de equipos de rayos, ni tomógrafos ni ecógrafos. Tampoco podríamos tomarnos la presión.

Hacer deportes también presentaría dificultades. No habría forma de fabricar palos de golf, raquetas y tampoco existirían los gimnasios porque no habría aparatos donde ejercitarse.

Otro tanto sucedería con el transporte a larga distancia. No habría trenes, autos ni subterráneos.

Cemento, ladrillos, hierro, acero, aluminio, cobre, plomo, zinc, estaño, plata, oro, entre otros minerales y metales, son fundamentales para la vida moderna porque están presentes en la fabricación de cualquier tipo de maquinaria y con ellas se construye todo.

También te puede interesar leer:

Canadá prohibirá los plásticos de un solo uso en 2021