Diorita, Calcosina y Escolecita, ¿qué son y para qué sirven?

Diorita, Calcosina y Escolecita, ¿qué son y para qué sirven?

Compartir

Diorita – Uso en construcción

Las Dioritas son rocas intrusivas que se originan por la lenta consolidación de magmas en profundidad. Son comunes en zonas de orogenia y se las suele considerar como las rocas más primitivas de la familia de los granitoides.

Por su resistencia a los agentes atmosféricos, se emplean en la construcción como material ornamental, por lo general se cortan en láminas que una vez pulidas sirven para revestir fachadas o para pavimentación.

Calcosina – Mena de cobre

La Calcosina es una de las menas de cobre más importantes. Aparece principalmente como un mineral supergénico en zonas de enriquecimientos de los depósitos de sulfuros.

Las mayores minas de cobre en Estados Unidos benefician hoy lo que se denomina cobre porfídico.

En estos depósitos, el mineral de cobre primario diseminado en la roca, normalmente un pórfido, se transforma en calcosina y se enriquece, formando así una mena explotable.

Escolecita – De colección

Perteneciente al grupo de las zeolitas, la Escolecita es un mineral cuyo nombre proviene del griego skolec (gusano) en referencia a la reacción del mineral a la llama en tubo cerrado.

Mineral típico de origen hidrotermal, la Escolecita se encuentra en cavidades de rocas de tipo basáltico o en determinadas rocas de metamorfosismo de contacto.

La belleza de sus ejemplares los hace valorados entre los coleccionistas de minerales.

Tal vez te interese leer…

Vanadio, Cianita y Lepidolita, ¿qué son y para qué sirven?