Perú tiene reglas claras para la inversión minera

Perú tiene reglas claras para la inversión minera

Experta peruana señala la importancia del manejo del Estado en la realización de las consultas previas y la garantía para la inversión.

Compartir

Perú es, al momento, el país que más inversión minera atrae en el mundo y ello se debe a la cohesión de normas claras, las que iniciaron desde el gobierno de Alberto Fujimori, revela en esta entrevista Janinne Delgado Silva, gerente de hidrocarburos de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía, de Perú.

¿Cómo llegó Perú a lograr ser el centro de atracción de inversiones mineras?

Con Alberto Fujimori se dio todo el cambio constitucional, el Estado ya no fue quién hacia la actividad, si no lo hacían los privados. En Perú no hay empresas estatales, solo privadas, y por ello se dio el gran desarrollo. Perú dio garantías, seguridad jurídica, un marco claro y de posiciones claras para las inversiones.

¿Entonces dieron concesiones?

Específicamente en el tema minero, lo que se han dado es una serie de concesiones para exploración y explotación, que permite el desarrollo por toda la vida útil de yacimiento, es decir, la explotación del recurso y a cambio de eso, la empresa privada paga una regalía al Estado, sin perjuicio de todos los impuestos que paga.

¿Cuánto aportan al Estado las empresas mineras?

Solo lo que produce la minería representa casi el 30% de la recaudación del Estado. Esto le permite al gobierno central hacer una serie de obras, pero también, derivarlas a los gobiernos regionales, para que en sus comunidades hagan obras de salud, de educación, infraestructura que son tan necesarios, sobre todo, porque usualmente los yacimiento mineros quedan en zonas bastante vulnerables de nuestro país.

¿Cómo han armonizado el tema de las consultas previas del Convenio 169?

Ha sido un tema difícil porque hasta en 2015 se tuvo la reglamentación clara. El Convenio está vigente para Perú desde 1995, en 2011 salió la ley, en el 2012 el reglamento, y en el 2015, el Ministerio de Energía y minas identificó cuales eran las medidas, materia de consulta, quien debía hacer la consulta y la oportunidad, que es lo más importante, cómo hacer la consulta en el tema minero.

Antes de eso, el gobierno no tenía claro cuándo y cómo hacerlo, pero a partir de 2015, cualquier concesión que se da en el sector minero tiene que pasar por consulta previa- Se ha tenido una labor importante, no solo de parte del Ministerio de Energía, quien es el que hace la consulta previa, si no del Ministerio de Cultura, que en Perú es el ente rector que vela porque la consulta se haga como se tiene que hacer, dentro del marco del convenio 169.

¿La Consulta previa no frena la inversión?

Cualquier alejamiento que pueda tener la autoridad por querer promover la inversión, se va a ver frenada porque tenemos al viceministerio que garantiza y resguarda los derechos indígenas. Es más, en cada consulta previa que se realiza, está presente el viceministerio de interculturalidad, sea a través de la misma viceministra o cualquiera de esos funcionarios de alto nivel.

He participado en el proceso de consulta previa en el tema de hidrocarburos y he visto como la viceministra ha estado en todos y cada uno de esos procesos. Es importante que haya una entidad a cargo de hacer la consulta y que el mismo Estado establezca su mecanismo de control, para que este al querer promover la inversión, se respeten los acuerdos y dispociones que establece el convenio.

La consulta, según el marco del 169, es diálogo, diálogo intercultural ¿entre quién?, entre el Estado y los pueblos indígenas que talvez se vean afectados con el desarrollo de un proyecto específico. Entonces los actores son claros es el Estado y las comunidades indígenas en el marco de un proyecto.

La experta señala la importancia de tener reglas claras.

¿Cómo lo hacen viable?

Lo que se hace es informar a las comunidades los alcances del proyecto y las posibilidades de afectación de sus derechos, a efectos de establecer mecanismos que mitiguen esa afectación y, en ese marco, es que se lleguen a acuerdos para proteger los derechos indígenas. Debe quedar claro que la consulta previa no da derecho a veto. Siempre es el Estado el que tiene la autonomía, la soberanía, para establecer que proyecto autoriza y que no .

Las comunidades indígenas lo que tienen derecho es a estar informadas y cuál es el proyecto; a manifestar su parecer y a llegar acuerdos con el Estado, y si no se llega a un acuerdo, el Estado es el que debe velar, el que toma la decisión de llevar acabo y autorizar ese proyecto y debe velar por resguardar los derechos indígenas, por más que ellos no hubieran podido estar de acuerdo.

Debe quedar de acuerdo que es un dialogo entre Estado y comunidades y no es un derecho a veto.

¿No tienen problemas de conflictividad?

Somos uno de los líderes mundiales en minería. Perú, en los últimos 20 años ha crecido económicamente. Nuestros indicadores son de algunos que lideran la región de América, pero también tenemos el problema que siguen habiendo espacios para la conflictividad. Por eso el Estado debe ser muy cuidadoso de que la consulta previa no sea un espacio más de generar conflictividad social, debe de establecer todas las garantías que deban darse para que sea un proceso que ayude a la inversión, que haga sostenible la inversión y se consiga la licencia social.

Es muy importante como se maneja desde el Estado la consulta previa y no se dejan estos espacios para que, a través de un fallo judicial o de organismos que a veces quieren mal informar a la población y a las comunidades indígenas, se puedan generar estos conflictos que a veces vemos en los países de la región.