Mina Marlin, tras el equilibrio del ecosistema

Mina Marlin, tras el equilibrio del ecosistema

Compartir

Los integrantes del Departamento de Ambiente de la Mina Marlin, acorde con los principios de protección de la biodiversidad se enfocan en el cuidado integral de la flora y la fauna.

En palabras de la supervisora de Ambiente, Liseth de León, “el equilibrio del ecosistema en el territorio minero es un objetivo primordial, razón por la que nos preocupamos tanto por los animales mamíferos silvestres, como por las aves, reptiles, anfibios y hasta los insectos, así como por la numerosa variedad de especies vegetales herbáceas, arbustivas y arbóreas”.

De León advierte que el enfoque es integral, pues de lo que se trata es de preservar un ambiente en equilibrio, en el cual especies animales y vegetales interaccionen de manera natural. Por esa razón, en la Mina Marlin se trabaja en crear condiciones adecuadas para que habiten los insectos, según el tipo de bosque y zona de vida de esta región; “porque reconocemos la función importante que tienen en el ecosistema”.

Por ejemplo, su participación en la polinización de plantas, como las avispas y abejas, entre otros, o de los carroñeros que se alimentan de materia orgánica en descomposición o escarabajos que depredan a otros insectos, manteniendo así el umbral ecológico adecuado”, afirma la supervisora.

Recalca que todos los insectos son importantes para fortalecer el ecosistema; desde los escarabajos, que se alimentan de material orgánico, hasta la infinidad de especies de abejas y avispas silvestres, que colaboran con la polinización y, en consecuencia, con el surgimiento de nuevas plantas.

Además de este papel que asumen en la naturaleza, los insectos forman parte de la cadena trófica (alimenticia) de otros animales que no pudieran subsistir sin ellos. Se suma, agrega De León, el hecho de hay algunos que incluso depredan a otros insectos participando así en el equilibrio del ecosistema.

La presencia de insectos en un territorio determinado es tan útil como la de los mamíferos y las aves, y la de la flora. Forman parte de la biodiversidad, y la ciencia entomológica lo confirma, ya que a su vez ayudan al mejoramiento del ambiente y a la recuperación del paisaje.

También te puede interesar leer:

Crean sendero ecológico en Mina Marlin