Mina Marlin: Cierre de represa, diseño de alta tecnología

Mina Marlin: Cierre de represa, diseño de alta tecnología

Compartir

La represa de lo que fue la Mina Marlin fue construida con altos estándares de ingeniería y tecnología apropiada que garantizan estabilidad y seguridad. Durante la producción de metales preciosos sirvió como almacén de agua de lluvia para reutilizar en la planta de procesos y como depósito de lodos resultantes del proceso metalúrgico. Su diseño fue realizado por expertos internacionales dedicados a este tipo de represas y construida con alta tecnología para afianzar, en primer lugar, la seguridad.

Ahora, el cierre de ese sitio, de igual manera, se realiza con los más altos estándares de la ingeniería civil, lo mismo que el cumplimiento de la ejecución de los trabajos. De acuerdo con el supervisor del Departamento de Obra Civil, Leonardo Escott, tres aspectos son clave: El cumplimiento del control de calidad en las características del suelo, la colocación de la cobertura para que cumpla la función para la cual fue diseñada y el manejo de la escorrentía de lluvia para controlar la erosión en la superficie.

Sobre la revegetación, Escott explica que se han colocado los suelos adecuados, buscando siempre que estos sean útiles para fortalecer el sitio, sembrar grama y ejecutar la reforestación. Acerca del control de la lluvia, Obra Civil tiene los ojos puestos en dos estructuras fundamentales. Construir disipadores de energía para aguas pluviales y canales que conducen el agua hacia el Spillway (canal de alivio) y de allí hacia la quebrada natural. Respecto del primer caso, indica que se construyen 8 disipadores.

De estos, 7 son de roca y concreto, y 1 de concreto reforzado. Con estos se controla el agua que viene de la parte alta de lo que es el Proyecto de Cierre Marlin. De los 8 disipadores, 4 son estimados de alto impacto, pues recibirán la lluvia de cuencas que acumulan grandes cantidades de agua que descienden de las plataformas superiores, las cuales debido a su altura toman altas velocidades. Estas estructuras disminuirán la velocidad y energía cinética causada por la escorrentía del agua, pues, junto a la turbulencia, causan erosión o desprendimientos de suelos y rocas en los cauces por donde se dirige el flujo hídrico.

El fin es proteger la cubierta, evitar erosión y que las áreas verdes sean permanentes. Para proteger el suelo que recubre la represa, se construye una red de canales donde desemboca la escorrentía de lluvia que viene de las microcuencas de la parte alta del área Marlin. Serán 8 ramales en total, pero uno de ellos está considerado como el principal. Los caudales caerán a este último canal trapezoidal, el más largo (1,589 metros) y más ancho (11 metros). Los otros 7, secundarios, son de tipo triangular. La longitud en total será de 2,497 metros, con 5 metros de ancho. Los dos tipos tendrán una profundidad de 0.50 metros. El reporte señala que a mediados de junio de este año los avances eran de 766 metros lineales para el primer tipo de canal y de 732 metros en total para el segundo tipo. Montana Exploradora confirma así el compromiso de velar por la recuperación ambiental.

También te puede interesar leer:

VIDEO: Así avanza la recuperación ambiental en Mina Marlin