La Escombrera en Mina Marlin, cada vez más verde

La Escombrera en Mina Marlin, cada vez más verde

Compartir

La plataforma principal de La Escombrera ha cambiado radicalmente su vista desde la lejanía. El color verde deslumbra, mientras debajo germinan las semillas y crece la grama, fortaleciendo el proceso de revegetación.

Allí, sigue la siembra de semillas con su debida protección, y la instalación del sistema de riego. La Escombrera, el sitio donde se depositaron los materiales estériles; es decir, sin metales preciosos, poco a poco va convirtiéndose en una zona donde la flora comienza a cobrar vida.

No solo se trata de las diversas plataformas con que cuenta esta zona, sino también de consolidar y asegurar los taludes para evitar percances ambientales.

Los ingenieros ejecutan su labor con sumo cuidado, haciendo acopio de sus conocimientos y de la utilización de instrumentos de alta tecnología. Todo debe quedar bien hecho.

En un trabajo conjunto entre los departamentos de Mina de Superficie y de Ambiente, se ha logrado avanzar de manera considerable con la restauración ambiental.

En La Escombrera el área de la grama es cada vez más grande. Igual que pasa en las otras áreas sometidas al proceso de revegetación, aquí también se apresura la marcha para avanzar lo más que se pueda antes de que se inicie la época lluviosa.

Esto, no solo porque entonces las tareas serán más difíciles, sino para aprovechar que la naturaleza ponga su parte en la Imagen de la grama tras la germinación de las semillas.

Los movimientos de suelos aptos para las siembras han sido monumentales. Se han movilizado millones de metros cúbicos de tierra.

Abajo se colocaron rocas gruesas, y encima una capa de roca fina de grosor suficiente para que las plantas logren adaptarse. Solo falta que la grama crezca y comience a atraer la diversidad biológica que le ayudará a convertirse en un área de alta densidad vegetal.

Este lugar, igual que el Tajo Marlin y lo que fue la Represa de Colas, está llamado a convertirse en una obra ejemplar para futuros proyectos mineros en Guatemala y en la región centroamericana.

La restauración ambiental en la Mina Marlin, a medida que avanza, sienta precedentes históricos sobre cómo hacer las cosas, en un marco de responsabilidad y profesionalismo, y en un compromiso con la defensa de la flora y fauna nativas.