Aves migratorias visitan áreas donde operó la Mina Marlin

Aves migratorias visitan áreas donde operó la Mina Marlin

Compartir

La Represa de la Mina Marlin se ha convertido en un sitio atractivo para las aves migratorias, cuya presencia es un símbolo de la sanidad ambiental del área.

Eso ocurre ahora, pese a que quedan solo unos cuantos espejos sobre la superficie, debido a la cobertura con suelos, y de la revegetación, como parte del cierre minero en esta región de San Miguel Ixtahuacán y Sipacapa, departamento de San Marcos.

A otro sitio, el Seepage Pond, un estanque pequeño por donde baja agua cristalina de La Represa, acuden menos visitantes, pero, igualmente, es un foco de atracción para los que conviven de forma permanente en este territorio, un refugio para aves que tienen por costumbre descansar en su vuelo hacia el sur en busca de tierras cálidas, y en su regreso al norte, a su hogar habitual.

Garzas, playeros, patos, pelicanos y otras especies vuelan por estos cielos. Los trabajadores han registrado su presencia para confirmar la sanidad de estos sitios en cuanto al mejoramiento del paisaje. Para quienes laboran en Montana Exploradora de Guatemala, la presencia de pájaros es un motivo de alegría, pues es un indicador del éxito de la recuperación ambiental. El crédito por esas tareas abarca a los departamentos de Ambiente, Obra Civil y de Cierre Técnico. Imágenes de coloridas aves son tomadas por personal de Ambiente, lo que ha llevado a Montana Exploradora a publicar tres libros sobre la biodiversidad local, pero especialmente dos dedicados a dar datos de los pájaros que acuden a descansar por estas latitudes.

Con estos actos muestra el respeto a la biodiversidad, así como su interés por darle protección y su compromiso con la política ambiental en el territorio de la histórica Mina Marlin, ejemplo de responsabilidad empresarial. A criterio del gerente de Ambiente, José Carlos Quezada, que en los bosques protegidos y en los que fueron creados por los mineros abunde toda clase de animales silvestres, es un signo de que la recuperación ambiental marcha como está planificado desde el inicio.

Asimismo, agrega, la llegada regular de aves migratorias es todavía algo más: un símbolo de que el ecosistema está saludable y de que poco a poco, con los trabajos de revegetación y reforestación, este será un lugar mucho mejor que cuando se inició la minería en esta región de San Marcos

También te puede interesar leer:

Ejecutan último monitoreo ambiental de 2019 en Mina Marlin