Mesa técnica busca mitigar daños provocados a la laguna Calderas

Mesa técnica busca mitigar daños provocados a la laguna Calderas

Compartir

Luego de una visita de campo y constatar el eminente riesgo en que corre La Laguna de Calderas, el diputado Manuel de Jesús Rivera, del bloque Victoria, convocó a las distintas autoridades gubernamentales y locales para  fiscalizar las medidas que se están llevando a cabo para el rescate de la laguna, que constituye un importante recurso natural para el país.

El legislador pudo constatar que las denuncias de los pobladores son verídicas y que dicha laguna está afectada por el deterioro ambiental.

“La laguna tenía un registro de 90 metros de profundidad, hace 103 años; hoy, solo quedan 20 metros y diariamente se están extrayendo 1,700 metros cúbicos de agua por minuto, lo cual, según cálculos, de seguir así acabarían con la Laguna en dos años”, agregó.

Como resultado de la reunión se integrará una mesa técnica para elaborar un plan de mitigación  y tomar las acciones correspondientes; la instancia contará con la participación de autoridades de la Gobernación Departamental, Municipalidades, Instituto Nacional de Bosques, Consejo Nacional de Aéreas Protegidas, el Sistema Guatemalteco de Áreas Protegidas, Ministerio de Ambiente y Recursos naturales, Procuraduría de los Derechos Humanos, Consejos Comunitarios de Desarrollo y Comités de Agua.

En la reunión se analizó que, pese a que hay un acuerdo municipal donde se limitó la extracción de agua para uso domiciliar, las personas que hacen uso del vital líquido no invierten en su recuperación, en consecuencia el congresista Rivera solicitará una auditoria para conocer el destino de los fondos obtenidos mediante el cobro que se hace a los usuarios que ingresan al Parque Nacional Volcán de Pacaya y Laguna de Calderas, los cuales son administrados por la Municipalidad de San Vicente Pacaya.

Representantes comunitarios solicitaron que se realice un estudio para establecer cuantos años de vida le quedan a la laguna, se reactive la mesa técnica que en su momento estuvo vigente y se vele porque se garantice el agua a las comunidades más pobres.

Las autoridades informaron que procedieron a denunciar penalmente a los extractores que no cuentan con licencia ambiental para realizar el aprovechamiento de este recurso y que no promueven ninguna medida de mitigación del daño que causan a la laguna.

ANTECEDENTES

La Laguna de Calderas es una formación de agua localizada dentro del cráter de un antiguo volcán. Se ubica en el municipio de Amatitlán y posee una extensión superficial de 32.40 hectáreas.

De ella se abastecen de agua muchas poblaciones vecinas, extracción que se hace desde más de 50 años; en 1956 el área fue declarada zona de vida y en 1963 se declaró oficialmente Parque Nacional volcán de Pacaya y Laguna de Calderas, estableciendo que la administración estaría a cargo de Inab, quien suscribió un acuerdo de coadministración con la Municipalidad.

Te puede interesar:

Exponen avances en reformas a la Ley de Alianzas para el Desarrollo de Infraestructura Económica