Guatemala se adhiere a protocolo internacional y prohíbe verter desechos al mar

Guatemala se adhiere a protocolo internacional y prohíbe verter desechos al mar

Compartir

Guatemala se comprometió a cumplir y aplicar el Convenio sobre la prevención de la contaminación del mar por vertimiento de desechos y otras materias, según un texto oficial firmado por el presidente Jimmy Morales y publicado en el Diario de Centro América.

El documento establece que los países firmantes “protegerán y preservarán el medio marino contra todas las fuentes de contaminación y adoptarán medidas eficaces, según su capacidad científica, técnica y económica, para prevenir, reducir y, cuando sea factible, eliminar la contaminación causada por el vertimiento o la incineración en el mar de desechos u otras materias”.

El protocolo entró en vigor en Guatemala el 27 de marzo de 2019 y es administrado, desde 1977, por la Organización Marítima Internacional (OMI).

Luego de adherirse, Guatemala deberá aplicar un “planteamiento preventivo” de la protección del medio ambiente contra el vertimiento de desechos u otras materias.

Para velar por que el protocolo sea cumplido, el país también adoptará las medidas necesarias para la aplicación del documento a todos los “buques y aeronaves registrados o abanderados en su territorio y que carguen en su territorio los desechos u otras materias que estén destinados a ser vertidos o incinerados en el mar”.

Además, se fomentará “la coordinación con otras organizaciones internacionales competentes y el apoyo bilateral y multilateral” para capacitar al personal científico y técnico responsable de las actividades de investigación y ejecución y obtener información y cooperación técnica relacionada con los procedimientos para reducir al mínimo los desechos y a los procesos de producción limpios.

El documento también establece que los “desechos u otras materias cuyo vertimiento en el mar podrá considerarse”, y para los cuales se necesita un permiso de vertimiento, son los materiales de dragado, fangos cloacales, desechos de pescado y materiales resultantes de las operaciones de elaboración de pescado, buques y plataformas u otras construcciones en el mar.

También pueden considerarse los materiales geológico inorgánicos inertes, materiales orgánicos de origen natural y los objetos voluminosos que estén constituidos principalmente por hierro, acero, hormigón y materiales igualmente no perjudiciales físicamente.

Sin embargo, ninguno de estos materiales o desechos se considerará aceptable para verterlos en el mar si contienen niveles de radioactividad mayores a las concentraciones mínimas definidas por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Lea más sobre el protocolo en este enlace: http://www.imo.org/es/About/Conventions/ListOfConventions/Paginas/Convention-on-the-Prevention-of-Marine-Pollution-by-Dumping-of-Wastes-and-Other-Matter.aspx

También te puede interesar leer:

Desechos guatemaltecos recorren cientos de kilómetros hasta llegar a lugares paradisíacos de Honduras