Datos, datos por todas partes: nuevo portal de datos sobre agua del...

Datos, datos por todas partes: nuevo portal de datos sobre agua del Banco Mundial

Compartir
Con el apoyo de la Alianza Mundial para la Seguridad Hídrica y el Saneamiento (GWSP), el Banco Mundial acaba de poner en marcha el portal de datos sobre agua. Por primera vez puede consultarse en un solo lugar una lista organizada de datos sobre agua proporcionados por el Banco Mundial y otras fuentes e instituciones.

Como el agua, los datos están por todos lados. Y como el agua, constituyen un recurso invaluable que permite lograr mejores resultados de desarrollo. Por este motivo, durante los últimos 10 años, a través de la Iniciativa de Datos de Libre Acceso del Banco Mundial, se ha permitido acceder libremente a los datos del Banco sobre desarrollo y se ha brindado apoyo a los países para que pusieran en marcha sus propias iniciativas de divulgación de información.

Los datos permiten tener una imagen precisa, sacar provecho de las evidencias más adecuadas y tomar decisiones fundamentadas para lograr un mundo con seguridad hídrica. Y cuando se trata del agua, las decisiones basadas en los datos pueden mejorar significativamente la prestación de los servicios, preservar los recursos hídricos y generar resiliencia.

Por tal motivo, con el apoyo de la Alianza Mundial para la Seguridad Hídrica y el Saneamiento (GWSP) (i), el Banco Mundial acaba de poner en marcha el portal de datos sobre agua (i). Por primera vez puede consultarse en un solo lugar una lista organizada de datos sobre agua proporcionados por el Banco Mundial y otras fuentes e instituciones. Para esto ha sido necesario reunir información de diversas iniciativas financiadas por el Banco Mundial, como la Red Internacional de Comparaciones para Empresas de Agua y Saneamiento (IBNET), el Sistema de Información de Agua y Saneamiento Rural (SIASAR) y el Fondo Mundial para la Reducción de los Desastres y la Recuperación (GFDRR) (i), y complementarlos con decenas de fuentes de datos de calidad (i), como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), las Naciones Unidas, el Instituto de Recursos Mundiales, el Fondo Mundial para la Naturaleza y diversos Gobiernos.

La demanda para la creación de este portal provino principalmente de dos ámbitos.

En primer lugar, los pedidos de los países clientes del Banco Mundial que solicitaban datos para abordar ciertos desafíos de desarrollo comunes. Muy a menudo el personal del Banco apostado en países distintos con contextos por completo diferentes recibe preguntas notablemente similares de sus contrapartes en el Gobierno: ¿dónde podrían resultar más efectivas las nuevas técnicas de riego?, ¿cómo enfocar más eficazmente los proyectos de saneamiento para combatir las enfermedades transmitidas por el agua?, ¿qué zonas específicas del país se vieron más afectadas por la contaminación del agua? Muchos de los datos que podrían ayudar a responder estas preguntas ya estaban disponibles, pero en sitios distintos.

En segundo lugar, las observaciones y las evidencias recogidas en los propios análisis e investigaciones en todo el mundo que lleva a cabo el Banco Mundial. El informe que se publicó en 2019, Quality Unknown (Calidad desconocida) (i), mostró la importancia fundamental de la información confiable para el contrato social en general y para abordar la contaminación del agua en particular. En el documento se planteó de qué modo la divulgación de información de mejor calidad podía no solo permitir que se tomen mejores decisiones dentro de los hogares (por ejemplo, si la gente sabe que el agua extraída de un determinado pozo tiene mayor concentración de arsénico, recogerá agua de otro lugar), sino también alentar la participación ciudadana y el surgimiento de movimientos sociales. Ello muestra que se sabía que los datos pueden cumplir una función crucial.

El portal (i) ha sido diseñado en línea con dos principios, que serán los que rijan también su mantenimiento.

En primer lugar, el principio de que se debe pasar de la fragmentación a la organización. Por todos lados se encuentran conjuntos de datos sobre agua, pero es precisamente esta sobreabundancia lo que a menudo puede complicar la tarea de los investigadores o de quienes toman decisiones e impedirles encontrar la información que necesitan. Por este motivo, en el portal se reúnen, combinan y catalogan los que se consideran los conjuntos de datos más sólidos de acceso público y se ofrece el depósito de información sobre agua más grande del mundo.


Image

World Bank Water Data Portal


Los usuarios pueden buscar rápidamente datos de diversas maneras:

  1. Por país, de modo que puedan aplicarse a sus desafíos u objetivos específicos y puedan resultar útiles para la sociedad civil en el plano local y nacional. Estos datos pueden incluir de todo, desde los avances respecto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible hasta encuestas de opinión.
  2. La información también se presenta en el nivel regional, lo cual, puede resultar especialmente útil para las instituciones multilaterales que buscan obtener un panorama regional más amplio.
  3. Los datos también pueden consultarse a través de los tres pilares (i): sostener los recursos hídricos (aquí se incluyen datos sobre cantidad y calidad del agua de superficie y subterránea, escasez de agua y cuestiones trasnacionales), brindar servicios (esto incluye datos sobre empresas de abastecimiento de agua, riego, instituciones e infraestructura de suministro de agua y saneamiento), y generar resiliencia (lo que incluye datos vinculados con la infraestructura resiliente, como presas y diques, y eventos meteorológicos extremos, entre ellos inundaciones, tormentas y sequías).

En segundo lugar, el principio de que la contribución activa conduce a un mejor consumo. En pocas palabras, cuanto más contribuya la gente al portal, más útil resultará para todos y más ayudará a configurar las decisiones. Al fin y al cabo, como señaló recientemente la directora general de la Alianza Mundial de Datos para el Desarrollo Sostenible, la Dra. Claire Melamed, “los datos son inútiles a menos que se usen” (i).

Los encargados del portal esperan que los usuarios se conviertan en “colaboradores” y comiencen a compartir sus conjuntos de datos para que esta plataforma se vuelva aún más representativa, amplia y precisa. Además, creen que los datos son tanto un recurso como un llamado a la acción. El primer paso para resolver el problema del agua es reconocer su magnitud. Para citar al ex secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan: “Sin datos de calidad, volamos a ciegas. Y si no lo vemos, no podemos resolverlo”.

El mundo necesita datos confiables, precisos y de una amplia gama de áreas de modo que puedan descubrirse nuevas perspectivas, puedan tomarse decisiones fundamentadas en las evidencias y los ciudadanos puedan convocar a la acción. Es fundamental promover y posibilitar la búsqueda de este tipo de información y su difusión para transformar la próxima idea valiosa en un mundo con seguridad hídrica para todos. Y este portal podría ser el lugar adecuado para empezar.

Este artículo se publicó originalmente en el sitio web de la Alianza Mundial de Datos para el Desarrollo Sostenible (i).

Fuente: Banco Mundial

Te puede interesar:

Hacia la transparencia sobre los beneficiarios reales en el ámbito del petróleo, el gas y la minería