Así está compuesto el subsuelo de Guatemala

Así está compuesto el subsuelo de Guatemala

Compartir

El subsuelo de Guatemala está compuesto por cuatro fajas paralelas que se extienden de este a oeste, con diversas condiciones fisiográficas y geológicas.

Capas del subsuelo

La primera capa del subsuelo de Guatemala comprende la región septentrional y está compuesta por rocas sedimentarias de la cuenca de El Petén -que incluye los departamentos de Petén, Huehuetenango, Quiché, Alta Verapaz e Izabal.

La segunda capa del subsuelo de Guatemala, también conocida como la región central de Guatemala, está compuesta por rocas metamórficas e ígneas que forman un núcleo de las distintas sierras que corren de este a oeste -desde la frontera de México hasta el Mar Caribe-.

En esta franja se encuentran esquistos, gneis, mármoles y se pueden también encontrar depósitos importantes de minerales metálicos y no metálicos.

La tercera franja o capa del subsuelo de Guatemala es de la cordillera del Pacífico y mide aproximadamente entre 30 y 90 kilómetros de ancho. Está compuesta por rocas volcánicas terciarias, ya que comprende la cadena volcánica que atraviesa el país desde el Volcán Tacaná hacia la dirección de El Salvador. Esta puede también contener depósitos de minerales metálicos y no metálicos.

La cuarta franja del subsuelo de Guatemala es la de la planicie de la costa del Pacífico y mide aproximadamente 60 kilómetros de ancho. Está compuesta por gravas y limos. El espesor de los depósitos de cenizas que recubren esta región sigue siendo desconocido.