Cascada Kaieteur, cinco veces más alta que la del Niágara. Una joya...

Cascada Kaieteur, cinco veces más alta que la del Niágara. Una joya desconocida

Compartir

Escondidas entre la tupida selva amazónica, las cataratas Kaieteur, se manifiestan como la joya más preciada de la zona. 

Son hasta cinco veces más altas que las del Niágara y casi el doble de grandes que las cataratas Victoria. Es poco conocida porque al Parque Nacional Kaieteur, en el centro de Guayana, los turistas aún no llegan. Situarse a orillas del río Potaro y ver caer sus 100.000 litros de agua sobre un desnivel de 250 metros es una experiencia única.

Pese a ser un país pequeño de 800.000 habitantes, Guayana atesora paisajes de lo más diverso: playas atlánticas al norte, montañas al oeste y selva impenetrable al sur. Es hogar de más de 900 especies de aves y cerca de 225 mamíferos, entre los que se encuentran eljaguar, el oso hormiguero, la nutria gigante y los caimanes negros que pueblan todos sus ríos.

Para visitar las cascadas de Kaieteur hay que contratar el servicio de avioneta que deja al viajero a unas dos horas a pie de la parte superior del magnífico salto de agua. La sesión de senderismo es muy recomendable ya que se puede ver Kaieteur de diferentes puntos de vista, pero también existe la opción de aterrizar en una pista a escasos 15 minutos de las cascadas.

Varios operadores turísticos ofrecen esta experiencia, pero hay que reservar con antelación, ya que las avionetas solo pueden acomodar diez personas por vuelo. El salto fue descubierto en 1870 por el geólogo inglés Charles Barrington. Hoy esta región de Potaro-Siparuni es reclamada por Venezuela como parte de la Guayana Esequiba.

A los que les guste andar, otra zona que merece la pena en este país frontera con Brasil Surinam, además de Venezuela, es el Bosque de Iwokrama, uno de los cuatro últimos bosques tropicales prístinos del mundo (junto con los de Congo, Nueva Guinea y la Amazonia), por los que existen rutas establecidas para hacer excursiones.

Muchos visitantes aprovechan también para recorrer sus ríos en canoa. La pesca, los safaris en 4×4 y los cursos de supervivencia en la jungla son otras de las actividades que se pueden hacer en este escenario natural.

Tal vez le interese leer…

Cuatro cosas que debe saber sobre la minería ilegal en la Amazonia