Suspensión de producción en Fénix golpea a la minería guatemalteca

Suspensión de producción en Fénix golpea a la minería guatemalteca

Compartir

La Corte de Constitucionalidad suspendió el pasado 18 de julio la operación de níquel Fénix, de Solway Investment Group, en un nuevo golpe al ya debilitado sector minero del país.

El organismo judicial declaró admisible un recurso presentado contra el Ministerio de Energía y Minas (MEM), vinculado a su decisión de otorgar una licencia de explotación minera para Fénix en 2016.

La licencia estará suspendida hasta que se concluya una audiencia de interdicto contra la cartera, indicó la corte en Twitter, sin dar más detalles.

Algunas comunidades indígenas del municipio El Estor interpusieron un amparo contra el ministerio por el otorgamiento de la licencia Fénix en 2018, debido a supuestas irregularidades, de acuerdo con la información disponible en el sitio web Prensa Comunitaria.

La firma suiza Solway rehusó comentar sobre el fallo, pero la suspensión es un significativo revés para la compañía, luego del crecimiento de la producción recientemente reportado y de importantes inversiones.

Fénix, que comprende operaciones de minería y procesamiento de metales, es el productor estrella de níquel de la empresa, con 14.688t de níquel en ferroníquel generadas en 2018, frente a las 12.416t del año anterior, según resultados publicados esta semana.

El gasto de capital en el activo, operado por la filial de Solway, Compañía General de Minería (CGN), fue de US$32mn en 2018, incluidas las compras de nuevos equipos y exploración.

Solway también tiene una planta de níquel en Ucrania y una cartera global de proyectos mineros.

Suspensiones

Si bien la Corte de Constitucionalidad reveló pocos detalles sobre el fallo, Solway parece ser la última de una serie de compañías mineras que no cumple con las reglas de consultas con comunidades indígenas establecidas en el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La mina de plata, plomo y zinc Escobal, de Pan American Silver, –la única otra gran operación minera en Guatemala– permanece inactiva desde mediados de 2017 debido a una suspensión de la licencia, también relacionada con el hecho de que el MEM no consultó adecuadamente a las comunidades indígenas.

La cartera lleva a cabo actualmente una consulta ordenada por un tribunal, requerida para un posible reinicio en Escobal, uno de los mayores productores de plata de Latinoamérica.

Kappes, Cassiday & Associates tiene vigente una demanda de arbitraje por US$300mn contra Guatemala luego de la suspensión en 2016 de su mina de oro Tambor, que se produjo tras una orden judicial similar lanzada por la ONG local Calas, también basada en el convenio 169 OIT.

Análisis

El fallo de Fénix es otra mala noticia para el sector minero de Guatemala, que se ha visto afectado por suspensiones de minas, protestas contra la minería y aumentos de regalías.

El país se encuentra entre los 10 peores lugares para invertir, según la última encuesta anual sobre mineras publicada por el Instituto Fraser.

Las compañías mineras afirman que las fallas aparentes en el proceso de concesión de licencias se encuentran únicamente en el MEM.

Si bien se han suspendido al menos tres minas debido a la falta de consultas indígenas previas, los proyectos en otros sectores, como las centrales hidroeléctricas, que no cumplen con los requisitos del convenio 169 OIT, se les ha permitido continuar operando mientras se realizan consultas retroactivas,señalaron líderes de la industria.

Si la suspensión de Escobal sirve como referencia, Solway enfrentará años de disputas legales y consultas antes de poder reiniciar la producción en Fénix.

Resolver la crisis minera el Guatemala será un desafío clave para el ganador(a) de las elecciones presidenciales.

Tal vez le interese leer…

Corte de Constitucionalidad suspende licencia de Mina Fénix