Remesas: un impulso para el sector construcción

Remesas: un impulso para el sector construcción

Compartir

Guatemala, a través del Laboratorio de Vivienda (Lav), analizó el potencial de las remesas recibidas para impulsar el sector de la construcción de vivienda sostenible.

El análisis se realizó durante la primera sesión del Lav y contó con la participación del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minex), así como de asociaciones civiles, fundaciones y organismos de cooperación.

Durante la reunión se conocieron los posibles productos financieros que podrían diseñarse enfocados en las remesas y su uso en proyectos de vivienda y desarrollo urbano.

Además, el Minex resaltó su deseo por fortalecer el intercambio de información para contribuir a la promoción del aprovechamiento de remesas enviadas por guatemaltecos.

Asimismo, se destacó el apoyo que puede brindar la cartera en la identificación de familias migrantes y su interés por participar en programas financieros para vivienda.

Adicionalmente, en la sesión se analizó la Política Nacional de Vivienda y Asentamientos Humanos 2020-2032 y las prioridades gubernamentales relacionadas con la vivienda.

También se discutió la implementación de una estrategia de corto plazo denominada Programa para la Canalización de Remesas para el Desarrollo de Viviendas Seguras.

La iniciativa contempla la participación de las familias receptoras de remesas y la reintegración de personas retornadas.

De acuerdo con cifras de la Dirección de Asuntos Consulares y Migratorios del Minex, la población migrante guatemalteca en Estados Unidos es de 2,9 millones de personas.

En 2019 las remesas recibidas alcanzaron los 10 mil 508,3 millones de dólares y representaron el 13,9 por ciento del producto interno bruto de Guatemala.

Por otra parte, en los primeros siete meses del 2020 las remesas sumaron 5 mil 958,9 millones de dólares, según el Banco de Guatemala.

Actualmente, en Guatemala se contabilizan 635 mil familias en pobreza y pobreza extrema con necesidades habitacionales.

Por esta razón, el país tiene por objetivo reducir el 4 por ciento del déficit habitacional para el 2032 y generar 250 mil empleos entre 2020 y 2032.

Te puede interesar:

 

Congreso industrial: “Reactivando la economía, superando la adversidad”