OCDE analiza posibilidades para incrementar la inversión en el triángulo norte de...

OCDE analiza posibilidades para incrementar la inversión en el triángulo norte de Centroamérica

Compartir

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) afina detalles con Guatemala, El Salvador y Honduras, naciones también conocidas como Triángulo Norte de Centroamérica, para elaborar un estudio que definirá las políticas y acciones a seguir para incrementar las inversiones y el desarrollo social.

El interés de la OCDE por apoyar el desarrollo de las tres naciones del istmo se da luego de que Guatemala ingresara al Centro de Desarrollo de dicha institución y en momentos en que los tres países avanzan en profundizar una integración aduanera para facilitar el libre tránsito de mercancías.

Transparencia: Guatemala ingresa como miembro número 54 al Centro de Desarrollo de la OCDE

El estudio, que se podría empezar a inicios del 2020 y ser entregado en el 2021, tiene como objetivo “hacer un diagnóstico de los problemas y desafíos que tienen los tres países” e indicar una agenda de reformas” y acciones para aumentar las inversiones en la región y de la mano de ello generar mayor desarrollo humano.

Para el estudio se tiene un presupuesto de aproximadamente 600.000 euros, que se busca sean aportados por naciones donantes que apoyan el progreso del Triángulo Norte de Centroamérica. “Somos muy optimistas” de que se va a conseguir el financiamiento, dijo Goldstein.

Agregó que encontró durante su visita a El Salvador y Honduras “el mismo entusiasmo y empeño” que en Guatemala para realizar la investigación. A continuación se publica la entrevista completa con el economista sénior de la OCDE.

El objetivo de la visita a Guatemala “es discutir un posible estudio que la OCDE quiere hacer sobre la contribución en el Triángulo Norte de Centroamérica”, afirmó Andrea Goldstein, economista sénior de la organización, durante una entrevista con medios de comunicación oficiales.

¿Cuál es el objetivo de su visita a Guatemala?

Discutir con el Gobierno de Guatemala un posible estudio que la OCDE quiere hacer sobre la política de inversión en el Triángulo Norte de Centroamérica.

¿Qué incluiría el estudio y cuál es su fin?

Comprender mejor lo que se puede hacer y se tiene que hacer para mejorar el clima de negocios en la región.

¿El estudio va a recomendar políticas públicas y acciones?

El objetivo es hacer un diagnóstico de los problemas y desafíos que tienen los países, indicar una agenda de reformas y acompañar a las naciones en la implementación de las reformas.

¿Cuánto tiene que aportar cada país o la OCDE va a financiar el estudio?

El proyecto tiene un presupuesto aproximado de 600.000 euros, que se financian con la contribución de los países donantes.

¿Qué posibilidades tienen de conseguir esos fondos?

Somos muy optimistas porque tenemos constancia y evidencia del interés que tienen las autoridades de los tres países, que han enviado una carta oficial y pedido asistencia técnica a la OCDE en esta área. Esa es una señal fuerte de que va a convencer a los donantes de ser generosos con un proyecto que puede resultar en políticas mejores y en vidas mejores para la población.

¿Cuál es la duración y cuándo podría arrancar el estudio?

La intención, si se consigue el financiamiento, es lanzar el proyecto al comienzo del 2020 para tener después una discusión en el comité de inversión de la OCDE, quizás en marzo del 2021. Todo el estudio, la realización del estudio, la presentación al comité de inversión de la OCDE y el lanzamiento público podría llevar un año y unos meses.

En el marco del estudio, ¿qué se quiere hacer, a qué viene usted a Guatemala?

A reunirme con las autoridades y con los potenciales donantes.

¿En qué otros países se han implementado estos estudios y cuál ha sido el impacto?

Estudios de la OCDE sobre inversión se han hecho en los últimos 8 o 9 años en unos 30 países en todo el mundo.

¿Cómo se beneficiarán las naciones del Triángulo Norte?

Si las recomendaciones de la OCDE se implementan, se mejoraría el clima de negocios, se atraería más capital internacional y eso crearía condiciones para crear puestos de trabajo, aumentar las exportaciones, la productividad y finalmente mejorar la vida de los guatemaltecos y, quizás, tener alternativas a la migración.

¿Qué fortalezas y debilidades ve usted en Guatemala?

Guatemala tiene un potencial al ser el país más grande el Triángulo Norte y la cercanía con México, que es un mercado importante. Los problemas son bien conocidos: hay un problema de desarrollo e inclusión social; el nivel de la educación no es muy alentador. Hay un problema de seguridad personal y jurídica, de gobernanza pública y de corrupción que también se da en otros países, no solo en Guatemala.

¿El estudio haría recomendaciones para corregir estos problemas?

Sí, en la medida que todos estos temas tienen que ver con la capacidad de un país o de una región, en este caso para atraer inversión internacional. No se puede solo mirar a la política de inversión en el sentido estricto, hay que mirar las condiciones más generales, incluso a la política de competencia, de compras públicas, de la capacitación del personal, las conductas empresariales responsables, la corrupción y el soborno.

¿Cómo ven el clima para atraer negocios e inversiones en el Triángulo Norte?

El clima de negocios, si se le mide a través del indicador doing business del Banco Mundial, no es muy bueno.

¿Cómo se beneficiará Guatemala de su ingreso al Centro de Desarrollo?

Se beneficia ya en su capacidad de acceder a un foro de diálogo sobre políticas públicas muy importantes.

¿Cómo presentaría usted a la OCDE y cuál es su trascendencia para los estados?

Es un foro global de discusión y análisis sobre políticas públicas. Tiene tres dimensiones fundamentales, una es la dimensión del análisis y medición de fenómenos económicos y sociales.

Una segunda área es el diálogo acerca de las mejores políticas para lograr los resultados en todas las áreas que se miden. La tercera es un papel muy importante de fijar reglas globales en diferentes ámbitos.

Puedo pensar, por ejemplo, en la lucha contra la corrupción y el soborno, en directrices para empresas multinacionales en el área de la conducta responsable y en un proyecto para mejorar la cooperación internacional en el área de los impuestos.

También te puede interesar leer:

Guatemala se integró al OCDE durante foro que se realiza en Francia