Exportaciones de acero en América Latina disminuyen

Exportaciones de acero en América Latina disminuyen

Compartir

América Latina registró un déficit comercial de laminados más bajo en 16 meses. Se presentó un déficit acumulado de 2.0 Mt en la producción de laminados en comparación con los siete primeros meses de 2018.

La Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero), dio a conocer que la participación de las importaciones en el consumo regional cerró el semestre en 36%, después de registrar tres meses consecutivos en 37%, mismo porcentaje visto en el registrado en enero-junio de 2018.

Detalló que el déficit registrado en enero-junio de 2019 fue de 6.94 Mt, con 10 mil toneladas menos que el registrado en enero-junio del año anterior con 6.95 Mt.

Además, alertó de la disminución de la participación de las importaciones en el consumo real, el consumo latinoamericano en sí mismo se ha reducido, especialmente de productos laminados. Este factor, combinado con la incertidumbre política y la desaceleración económica, representa uno de los principales elementos que impulsan la baja actividad de la industria del acero en América Latina.

Por lo que este escenario, es el peor indicador desde febrero, el consumo de acero en América Latina cayó un 11.75% en junio en comparación con el mismo mes de 2018, un 7% menos que en mayo de 2019 y un 3% en el acumulado en comparación con la primera mitad de 2018.

Señaló que el resultado fue un 4% inferior al promedio de los primeros 5 meses del año, y los países que lideraron la mitad de esta disminución regional en junio fueron, justamente, México y Argentina.

Ya que detalló que ambos países disminuyeron su consumo de acero en un 10% en comparación con mayo, en 5.8% y 14.7%, respectivamente, en comparación con el mismo mes de 2018. La producción regional de acero crudo y de acero laminado hasta junio bajó 5% y 6%, respectivamente, en la misma comparación a los primeros seis meses del año anterior.

La Alacero manifestó que las importaciones latinoamericanas de acero laminado registraron su tasa más baja desde febrero de 2018 (1.694 Mt), llegando a 1.699 Mt en junio. La región cayó un 17.5% sus importaciones entre mayo y junio de 2019, presentando 2% de baja en comparación con enero-junio de 2018. Las mayores caídas se observaron en México (180 mil t) y Brasil (60 mil t), totalizando una caída de 240 mil toneladas en las importaciones de laminados. La participación de las importaciones sobre el consumo totalizó el 36% en el año, frente al 35% fue observado en el segundo trimestre de 2019.

Respecto a las exportaciones de laminados de la región cayeron un 9% de mayo a junio, y registraron una disminución del 6% en el acumulado de 2019. Casi la mitad de esta disminución estuvo representada por Brasil con 46%, que exportó 45 mil toneladas menos en comparación con el mes de mayo pasado. Argentina representa la segunda mayor caída con 28%, lo que corresponde a 27 mil toneladas.

Detalló que las importaciones de productos laminados de América Latina han experimentado una caída casi cuatro veces mayor que la contracción vista en las exportaciones, y la reducción del déficit ha sido la más baja desde febrero de 2018. Brasil y Argentina fueron los únicos al alcanzar un saldo positivo de 1.2 Mt y 124 mil toneladas, respectivamente, mostrando una gran brecha en las inversiones en infraestructura de fabricación para construir su recuperación económica. México, con un saldo negativo de 3.5 Mt, representa el mayor déficit regional con el 50% del total latinoamericano, que se acompaña de disminuciones en la producción.

Esta situación muestra que la economía latinoamericana tiene ahí una oportunidad para crecer en el consumo al estimular la producción interna, con el objetivo de abastecer la demanda regional. Junto con las disminuciones en el consumo, las caídas en la producción apuntan a una dependencia de los acuerdos comerciales de Estados Unidos con China y otros como la Unión Europea, y a la vez son signos de desindustrialización y pérdida de competitividad”, señaló Francisco Leal, Director General de Alacero.

En julio, la producción latinoamericana de acero bruto registró su peor índice desde diciembre de 2016, retrocediendo un 5% no solo respecto al mes anterior sino también en el año. La caída fue impulsada en gran medida por el recorte de 373 mil toneladas en la producción de Brasil, que vio su índice alcanzar un mínimo histórico. En comparación con julio de 2018, la caída en la producción latinoamericana fue del 15 por ciento.

La producción de laminados en julio ya era un 0.4% superior al promedio del primer semestre, lo que indica una perspectiva ligeramente positiva para el segundo semestre, pero un 6% más bajo en lo que va del año. En comparación con 2018, México mantiene una participación del 69% del déficit regional, registrando en julio un resultado 2% por debajo del promedio del primer semestre. El país representa el 20% de la caída del 5% en la producción latinoamericana de acero laminado en julio en comparación con el mismo período del año pasado.

También te puede interesar leer:

EEUU anuncia nuevos impuestos al acero de México