Avanza la aprobación de la ley de leasing en el Congreso

Avanza la aprobación de la ley de leasing en el Congreso

Compartir

El leasing o arrendamiento de oficinas, locales comerciales, bodegas, almacenes u otras actividades inmobiliarias y habitaciones va en aumento en nuestro país, ante ello, el Congreso avanza en la aprobación de la iniciativa 4896, que aprueba la Ley de leasing, que regula los contratos de arrendamiento fomentando el desarrollo de la pequeña y mediana empresa.

El proyecto fue presentado al Congreso en septiembre de 2015 y se estaba detenido para su tercera lectura desde mayo de 2016; sin embargo, el Pleno del Congreso de la República, en Sesión Extraordinaria de este miércoles, con el voto favorable de 84 legisladores, aprobó en su tercer debate quedando reservada para su trámite.

Esta propuesta de ley consta de 15 artículos, y hasta ahora se han presentado tres enmiendas, que incluyen la creación de contratos inmobiliarios, habitacionales y de vivienda con interés social.

Según se indica en la exposición de motivos del proyecto de ley, la normativa resulta importante porque actualmente los contratos no se encuentran regulados en la legislación guatemalteca y se ha aplicado a la normativa del contrato de arrendamiento cuando se trata de dos figuras jurídicas diferentes.

La iniciativa fue presentada por los diputados Jesús Antonio Ralda y José Alejandro Arévalo, con el espíritu de impulsar y flexibilizar herramientas de crédito de arrendatario con opción de compra de un bien, a cambio de pagar rentas periódicas.

En palabras del Presidente de la Comisión de Economía, diputado Enrique Montano, la normativa será un instrumento para dinamizar la economía y beneficia a los pequeños y medianos empresarios que carecen de capital de trabajo para la adquisición de bienes muebles e inmuebles.

Con esta ley se estarían ampliando las negociaciones para reducir el déficit habitacional del país el cual alcanza más de 1.6 millones unidades, la diferencia entre una hipoteca y un Leasing es el enganche.

A la fecha el arrendamiento financiero que se práctica, posee un marco legal que conlleva una figura crediticia que se convierte en varios vacíos legales y por ello muchas de las pequeñas y medianas empresas han perdido oportunidad de créditos.

Te puede interesar: