Producción petrolera del país se incrementó en primer semestre del 2019, según...

Producción petrolera del país se incrementó en primer semestre del 2019, según el MEM

Compartir

Con un 4.6 por ciento según las cifras del Ministerio de Energia y Minas, se incrementó la producción en la producción petrolera de cuatro de los cinco contratos vigentes.

 

La producción entre  enero a junio de 2019 superó los 1.74 millones de barriles, con un promedio de 9 mil 633 barriles por día, mientras que en el primer semestre del año pasado el MEM reportó que se produjo un total de 1.66 millones de barriles.

 

El contrato 1-2005 de la petrolera Latin American Resources que opera en Cobán, Alta Verapaz, los campos de Tortugas y Atzam incrementó de 30 mil 305 barriles en el primer semestre de 2018 a más de 99 mil a junio de este año. La mejora se observa en el producción de los pozos del campo Atzam que de 5 mil barriles mensuales ha alcanzado entre 13 mil y 21 mil barriles durante el primer semestre de 2019.

 

En el caso del contrato 1-91 que opera Petro Energy, S.A. con los campos Chocop y Yalpemech estuvieron sin producción en el primer semestre del año pasado, reiniciando la operación del primero de los campos a partir de julio para cerrar con 17 mil 811 barriles en 2018. Este año la producción de este contrato es cercana a los 4 mil barriles.

 

Los contratos 2-2009 y 1-2006 de la Empresa Petrolera del Itsmo, S.A. (EPI) y City Petén de R.L., respectivamente, también tienen incremento en la cantidad de barriles producidos. EPI que opera los campos Rubelsanto, Chinaja Oeste, Caribe y Tierra Blanca aumentó de 83 mil 670 barriles a más de 88 mil, en tanto la compañía City Petén que trabaja los campos de Ocultun superó la producción del primer semestre 2018 de 145 mil barriles con más de 152 mil.

 

Xan, el principal campo guatemalteco, operado por Perenco Guatemala Limited, mantuvo casi invariable la producción con 1.4 millones de barriles, que representan cerca del 90 por ciento del total de crudo producido.

 

 El incremento se debió en su mayoría a que las compañías realizaron pequeños trabajos en los pozos ya existentes, , explicó María Teresa Ruiz, presidenta de la Asociación de Empresas Productoras de Hidrocarburos.

 

A pesar de eso el  crecimiento en la producción que no será sostenible, debido a que la curva de declinación de estos pozos es menor a la que que tendría un pozo nuevo, agregó.

 

Además la falta de los permisos para poder realizar nuevas perforaciones mantiene estancada la producción en el país, que el año pasado cerró con 3.36 millones de barriles de crudo, según el reporte del MEM.