Minera San Rafael principal motor del desarrollo comunitario

Minera San Rafael principal motor del desarrollo comunitario

Los aportes económicos y de capacitación son visibles en la cabecera municipal de San Rafael Las Flores

Compartir

El desarrollo de un poblado se mide con el ingreso económico de sus habitantes, la seguridad, su infraestructura y el crecimiento de su nivel de educación, entro otros factores.

El municipio de San Rafael Las Flores, en el departamento de Santa Rosa, ha logrado una transformación especial en los últimos 10 años. Su cabecera, de tener calles de tierra, sin drenajes y bordeadas con casas de adobe, hoy es totalmente lo contrario: pavimento, adoquín, drenajes y nuevas viviendas.

El desarrollo llegó de la mano de la industria extractiva, porque desde que inició operaciones Minera San Rafael, el desarrollo y los ojos de todo el mundo se han puesto en este pequeño poblado oculto en las montañas.

La prosperidad local es producto de varios factores, aunque todos tienen un mismo hilo conductor: la mina.

La municipalidad de San Rafael Las Flores dependía de sus pocos ingresos locales y gubernamentales para desarrollar obras de infraestructura. Su mayor fuente era la asignación del Iva-Paz. Hoy dispone de más recursos, derivados de las regalías, impuestos y aportes directos de la empresa minera.

Según informe de Transparencia de la Industria Extractiva (EITI), en 2014 la empresa aportó a la comuna Q4.495 millones y en 2015, la suma llegó a Q23 millones. Una importante fuente de ingresos, que hoy se ve reflejada en obras.

Todas estas se pueden apreciar el portal de la comuna de San Rafael, dentro de las cuales se pueden destacar el alumbrado público en la aldea Media Cuesta, la nueva red de drenajes, la construcción del puente de Agua Tibia, pavimentación de varias calles y caminos locales, además de la obra social como estrega de alimentos a personas de escasos recursos.

Minera San Rafael hizo una alianza con el Instituto Técnico de Capacitación y Productividad (Intecap), ofrecieron varios cursos y ahora en el pueblo hay mano de obra calificada, pequeñas empresas que nacen gracias a estas capacitaciones.

Además, la mina significó nuevos empleos, mejor renumerados, para la población local. La demanda de servicios y comercio creció, de un hotel y un comedor, hoy hay dos y tres restaurantes al servicio de propios y visitantes.

La industria extractiva significa desarrollo y crecimiento, San Rafael Las Flores es un claro ejemplo de ello.

Foto Municipalidad de San Rafael Las Flores