México: la minería se mantiene como pilar económico de país

México: la minería se mantiene como pilar económico de país

Compartir

La minería se mantiene como una de las principales industrias de México: aporta 2.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), es el sexto sector que más divisas genera al país (17.5 mil millones de dólares el año pasado) y con 8 mil millones de dólares concentra casi la cuarta parte de la inversión extranjera directa (IED), de acuerdo con el Inegi, la Secretaría de Economía (SE) y la Cámara Minera de México (Camimex).

Según informó el portal digital jornada.com.mx, en debate actualmente por una iniciativa en el Senado con la que se pretende cancelar concesiones o declarar inviables zonas de explotación si generan impactos sociales negativos, el valor de la producción minera – metalúrgica ascendió a 241 mil 727 millones de pesos en 2017.

En cambio, el pago que las empresas mineras hicieron en impuestos y derechos al gobierno federal fue por 13 mil 254 millones de pesos, cantidad que equivale a 5.4 por ciento del valor total generado por la industria, revela el informe anual de la Camimex.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) calculó recientemente que los ingresos fiscales que recibe México por parte del sector minero representan 0.2 por ciento del PIB, la mitad del promedio regional, pese a que país concentra 20 por ciento de las exportaciones mineras y 15 por ciento de la IED entre los países latinoamericanos.

Los países mineros han bajado los impuestos mineros en los últimos años por la caída en los precios de minerales y metales, pero aún así siguen siendo más elevados que en México. En Chile, los ingresos fiscales pasaron de representar 8 por ciento de su PIB en 2007 a tan sólo el uno por ciento en 2017, en Perú la caída fue de 2.9 a 0.6 por ciento, en Bolivia de 1.4 a 0.8 por ciento y en Brasil de 0.3 a 0.2 por ciento, en el mismo lapso.

Si bien sólo por el impuesto sobre la renta (ISR), el cual deben pagar todas las empresas sin importar su giro, la minería pagó al fisco 28 mil 805.6 millones de pesos, se le restaron 20 mil 823 millones por el impuesto al valor agregado (IVA) y otros 3 mil 204 del impuesto especial sobre produccción y servicios (IEPS), según cifras de la Camimex.

De los llamados impuestos no tributarios, las empresas mineras en México pagaron, en conjunto, 8 mil 281.5 millones de pesos. Incluyen 2 mil 525 millones de pesos por el pago de derechos superficiales y 4 mil 206 millones de pesos en nuevos derechos aplicados a la minería con la reforma fiscal de 2014, como el derecho extraordinario de 5 por ciento sobre la venta directa de oro, plata y platino en el año.

Si bien se incrementó de 50 a 100 por ciento el pago de derechos por hectárea en concesiones no exploradas o explotadas en dos años continuos de la tenencia de la concesión, en 2017 las empresas sólo erogaron de 6.77 pesos por hectárea en los primeros dos años de la concesión a 148.06 pesos por hectárea desde el año 11 de la misma, según las cuotas marcadas por la SE.

El sector minero ya aporta dinero para las comunidades donde opera. Sin embargo, de 5 mil 531 millones de dólares de inversiones estimadas por la Camimex en 2017, apenas 0.71 por ciento, es decir, 39.6 millones se destinaron a desarrollo y apoyo comunitario.

Según la Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA) existen 15 mil conflictos sociales relacionados con la minería, mientras que el Observatorio de Conflictos Mineros de América Latina (OCMAL) reportó que 47 personas fueron asesinadas en México entre 2002 y 2017 por defender la tierra y el medio ambiente, con lo que ocupó el quinto lugar con más casos entre países de la región.