Más allá de la producción de cemento y cal

Más allá de la producción de cemento y cal

San Miguel es fuente de empleo para más de 700 personas, de las cuales, casi el 60% son originarias de la región

Compartir

Con instalaciones modernas y técnicas, que garantizan productos con estándares internacionales de calidad, San Miguel es la segunda planta de producción de cemento construida en Guatemala y la más grande, hasta el momento, de Cementos Progreso, con cuatro décadas de funcionamiento.

Ubicada en Sanarate, El Progreso, a 52 Km. de la Ciudad de Guatemala, tiene una capacidad de producción aproximada de clinker de dos millones de toneladas al año, tres millones al año de cemento, y de cal unas 657,000 toneladas.

Más allá de esta producción, San Miguel también representa desarrollo y bienestar para las comunidades vecinas, ya que cuenta con proyectos de desarrollo económico y social en aldeas de Sanarate, San Antonio La Paz y Guastatoya.

Por medio del programa Capacitación en Progreso, busca formar a personas en oficios como corte y confección o cocina, entre otros, con el objetivo de generar competencias especializadas para los beneficiarios. Al momento, más de 300 personas de El Progreso han recibido cursos técnicos para su desarrollo.

También apoya proyectos educativos, en donde más de 300 maestros de escuelas del departamento han sido capacitados. Este tipo de apoyo es permanente, la planta es sede colegio Enrique Novella Alvarado (ENA), reconocido como uno de los mejores centros académicos de la región, en el que estudian los  hijos de los colaboradores, de vecinos de Sanarate y de las comunidades aledañas.

San Miguel es fuente de empleo para más de 700 personas, de las cuales casi el 60% son originarias de la región. Sus programas contemplan el bienestar para los colaboradores, proveedores, visitantes y clientes.

Cuenta con un centro médico, servicio de ambulancia, comedor, áreas verdes y una tienda de la asociación solidarista.

Desde 1974, se han sembrado más de 14 millones de árboles en la finca San Miguel, comunidades vecinas y en la cuenca del río Plátanos.

El cemento es desarrollo y progreso.