Ley de interés preferencial para facilitar el acceso a la vivienda social

Ley de interés preferencial para facilitar el acceso a la vivienda social

Compartir

Hugo Bosque – Anacovi

En el mes de febrero el Congreso de la República aprobó en tercera lectura la iniciativa de ley 4818-Ley de Interés Preferencial para Facilitar el Acceso a la Vivienda Social, iniciativa que se ha impulsado desde distintos sectores para poder apoyar al financiamiento de familias que desean adquirir su vivienda propia.

Es responsabilidad del Gobierno Central y Municipal apoyar que todas las familias guatemaltecas cuenten con una vivienda digna, adecuada y saludable, así como generar las plataformas más favorables para que las entidades financieras apoyen el financiamiento habitacional.

Por lo anterior, la aprobación de la Ley de Interés Preferencial en tercera lectura es un gran avance para que el Estado pueda cumplir con las responsabilidades descritas anteriormente, debido que uno de los principales obstáculos para la adquisición de vivienda propia, es el acceso al financiamiento a las tasas actuales de mercado.

Actualmente existe un déficit importante que es necesario atender y con esta iniciativa los segmentos C y D van a poder optar a financiamientos accesibles durante los primeros 10 años del crédito, dándoles la oportunidad de poder adquirir su vivienda.

Por consiguiente, para que la propuesta que actualmente se encuentra en el Congreso, sea viable y transparente, cumpliendo con su objetivo principal, se deben incorporar siete enmiendas eminentemente fundamentales, las cuales describo a continuación:

Primero, se está proponiendo reformar parcialmente el articulo 3, en el cual se modificaría la definición de tasa de descuento, proponiendo que la misma sea el promedio de los créditos del Fomento de Hipotecas Aseguradas  FHA de los últimos tres meses, asimismo, el período de aplicación se estaría modificando que sea escalonado de la siguiente manera: a. Mes 1 al 36 inclusive, el 50% de la tasa de referencia; b. Mes 37 al 60 inclusive, el 30% de la tasa de referencia;  c. Mes 61 al 120 inclusive, el 20% de la tasa de referencia;  y d. Mes 121 en adelante, no se aplicará descuento. De esta forma se determina el período de inicio y terminación de la tasa a cobrar mensualmente como existe en el mercado de prestamos hipotecarios de vivienda. Por último, en este articulado se está proponiendo modificar la definición de la tasa que pagará el comprador, a la cual debe de sumarle el seguro de hipoteca correspondiente. Esta tasa se determina de la resta de la tasa de interés por la compra de vivienda menos la tasa de interés de referencia.

Segundo, se propone reformar el artículo 4 de la normativa actual, permitiendo a las personas individuales poder aplicar a la normativa y aumentando el monto máximo de la vivienda a 170 salarios mínimos vigentes no agrícolas en el año que se adquiera la vivienda. Con esto no se quedará estancada en el tiempo y así poder ir cubriendo inflaciones económicas.

Tercero, se está proponiendo la supresión total del articulado 5, debido que no es necesario la publicación de la tasa mensualmente por el Fomento de Hipotecas Aseguradas –FHA-, porque la misma será determinada con el promedio de los tres meses de los créditos otorgados por dicha entidad.

Cuarto, se considera que el artículo 11 debe ser eliminado, debido que la normativa cuenta con el procedimiento para poder implementarla de forma inmediata luego de su aprobación, no requiere que los principios sean desarrollados a través de un reglamento, las condiciones actuales de mercado las entidades de crédito, bancos y afianzadoras podrán realizar el análisis.

Quinto, asimismo, se está proponiendo la modificación parcial del artículo 15, para que al momento que el trabajador presente su tramite de crédito con la entidad financiera autorizada y seleccionada, el empleador luego que se le solicite, pueda descontar del salario el monto de la cuota mensual a cubrir.

Sexto, se considera la supresión total del artículo 31, debido que las entidades financieras no deben solicitar al Ministerio de Finanzas emisión de certificados tributarios por no poder acreditar el subsidio.

Séptimo, en contexto a la supresión total del articulado 11, se solicita que se haga lo mismo con el artículo 32, debido que como anteriormente se argumentó, la iniciativa no tiene necesidad de desarrollarse a través de una reglamentación adicional para su operación o funcionamiento, ya que es una normativa que contempla el mecanismo de aplicación.

Por lo anterior, esperamos poder continuar con el soporte de los distintos sectores que han apoyado la Ley de Interés
Preferencial, debido que la misma permitirá la rebaja de la tasa de interés por un tiempo determinado, en viviendas con un valor desde los 250,000.00 hasta un poco más de 5000,000.00 quetzales. Esta iniciativa beneficiaría a miles de familias que hoy día no cuentan con vivienda, la cual es un factor significativamente importante que genera en las familias una satisfacción social, estabilidad y además es un multiplicador de empleo.

Por consiguiente, estamos convencidos que esta iniciativa es una de las propuestas que se adapta a las necesidades de vivienda de muchos guatemaltecos y permitirá el acceso a un derecho constitucional fundamental en condiciones que dignifican al ser humano.

Con información de Revista Construcción

Te puede interesar:

 

Vivienda social: Una necesidad en Guatemala