La minería y su incidencia en el desarrollo de la humanidad

La minería y su incidencia en el desarrollo de la humanidad

Puede aseverarse que nuestra forma de vida, hoy por hoy, depende íntegramente del sector minero.

Compartir

La importancia de la minería está reflejada en la propia historia de la humanidad, así tenemos la Edad de Piedra, la Edad de Bronce y la Edad del Hierro.

Estas, incluso, sirvieron para desarrollar el llamado “Sistema de las tres edades”, elaborado en 1820 por Christian Jürgensen Thomsen, con el propósito de ordenar las colecciones del museo de Copenhague, en función de los materiales utilizados en los artefactos, piedra, bronce o hierro.

Ello ofrece una clara noción acerca de la importancia de la minería en la historia del desarrollo de la humanidad, tres recursos, tres minerales, que aún son utilizados en la actualidad.

La evolución y el desarrollo de la humanidad hacia el conocido “Estado de Bienestar”, tiene como uno de sus principales fundamentos la exploración y explotación de los minerales, especialmente los metálicos.

El desarrollo de la industria extractiva ha evolucionado a lo largo de los siglos, de la mano del crecimiento del ser humano. Se pasó de la recolección de minerales a su extracción, de las actividades artesanales a la mecanización.

Hoy coexisten ambos métodos de explotación minera. Encontramos empresas en las que pueden llegar a trabajar sólo unas pocas personas y compañías en las que el número de puestos de trabajo, se cuentan por cientos o miles.

Y esto tiene una explicación, todo lo que nos rodea en nuestra vida cotidiana, esos pequeños inventos, tienen que ver con la minería, pues sus elementos o se usan de forma directa como se encuentran en la naturaleza, o sufren algún tipo de transformación metalúrgica.

La importancia de la minería queda evidenciada con los datos de la industria. En España, por ejemplo, el Gobierno de la Nación publica anualmente la “Estadística Minera”. De su análisis se obtiene directamente el volumen de negocio y la cantidad de mano de obra directa que representa el sector minero.

No obstante, es una industria que hoy tiene muchas limitaciones y condicionantes. Una, los minerales no se pueden sembrar, se tienen que extraer y a veces, su localización afecta determinados espacios protegidos ambiental o culturalmente.

Esto ha implicado que la industria haya centrado sus esfuerzos en obtener resultados globalmente sostenibles, aunando las mejoras en su producción, con las mejoras sociales y ambientales.

Las normativas que regulan el sector, están encaminadas a aunar la actividad con el entorno que la rodea, de la forma más apropiada posible para todos los actores relacionados.

Los altos costes de investigación, diseño, producción y del proceso metalúrgico, son condicionantes financieras que tienen que afrontar las compañías mineras.

Todo ello redunda en una certeza, se trata de un sector imprescindible para el ser humano.

Pero su desarrollo no está exento de dificultades, cada vez mayores. La vida de bienestar que hoy goza la mayoría de la humanidad, depende íntegramente del sector minero.

Información obtenida del artículo “Explotación minera y su incidencia en el desarrollo humano#, de David Fernández López, profesor del Máster en Minería, Planificación y Gestión de Minas y Operaciones Mineras, del blog www. Eadic.com y adaptada para MiningWorks.gt.