Un pueblo sin electricidad ni infraestructura

Un pueblo sin electricidad ni infraestructura

Compartir
Caserío San José La Frontera

San José La Frontera, es una comunidad de Comitancillo, San Marcos, vecina al municipio de San Miguel Ixtahuacán, por la cual pasa la línea de electricidad que va hacia la mina Marlin.
Desde su instalación, el poblado junto a otras 15 aldeas y caseríos, fue incluido en el Programa Línea 69KV y recibe un aporte anual para obras de la comunidad.
“Agradezco que nos tomaron en cuenta para que estos proyectos se den acá en el caserío”, manifestó Jorge Pérez Zacarías, alcalde auxiliar de San José La Frontera, al mencionar los beneficios de los proyectos que la minera llevó a la comunidad.

Mujeres del caserío Chimbatz.

El 18 de noviembre se inauguraron dos obras importantes, construidas gracias a los aportes de la empresa minera.
El primero, un edificio de tres pisos, con aulas para la escuela primaria en el primer piso, para el Instituto de Educación Básica Por Cooperativa en el segundo, y un salón comunal en el tercero. El segundo edificio de 2 niveles, albergará a la alcaldía auxiliar, otras aulas para la educación primaria.
Además, ahora cuentan con un proyecto de agua domiciliar y en enero el Instituto por Cooperativa abrió sus puertas a los estudiantes para el ciclo escolar 2017.

La aldea ya cuenta con un instituto de educación media.

Santiago López, coordinador del Consejo Comunitario de Desarrollo (Cocode), señaló que la compañía puso los fondos y la población la mano de obra.
“Que Dios los bendiga a todos los trabajadores y gerentes de la mina, en el país donde estén, reciban un cordial saludo por parte del presidente del Cocode de San José La Frontera”, expuso.