Familias sin servicio de energía eléctrica aumentó en 15 mil desde el...

Familias sin servicio de energía eléctrica aumentó en 15 mil desde el 2016

Compartir

En el 2016, el número de familias que no contaban con el servicio de energía eléctrica en Guatemala era de 272 mil 126. Hoy, según el último informe divulgado por el Ministerio de Energía y Minas, son 287 mil 437 las familias las que no cuentan con el servicio, lo que quiere decir que, 15 mil 311 nuevas familias han quedado sin el servicio desde ese período.

La información se detalla según datos elaborados por esa entidad con base al Censo efectuado en el 2018 en el país.

Gabriel Velásquez, Director de Planificación Energética y Minera del MEM informó que el índice de acceso a la energía del 2016 (presentado en ese entonces con el nombre de índice de cobertura eléctrica) era de 92.06% y que se trataba de una proyección, mientras que según el dato que se deriva censo en mención el índice bajó a 91.23%.

Los datos se dieron a conocer durante la presentación del Plan de Electrificación Rural para el período del 2020-2032 al referirse a la situación de ese servicio en el país.

Cuando se habla de índice de acceso a la energía, se refiere al número de usuarios que tiene acceso a ese servicio ya sea conectado a la red que forma parte del sistema de electricidad del país o por medio de sistemas aislados como paneles solares o microredes (con microhidroeléctricas).

Velásquez añadió que existe otra medición llamada índice de cobertura eléctrica que se refiere solo a los usuarios conectados a la red de sistema nacional eléctrico del país y que al 2019 se sitúa en 88.07%.

La meta es llegar a 95% en el 2027 y al 99.9% de cobertura en el año 2032, según se detalla en el plan en mención.

El departamento con menor acceso a la energía eléctrica en Guatemala es Alta Verapaz, con 44.36%, seguido por Petén, Baja Verapaz, Izabal y Quiché.

Luis Chang, ministro de Energía y Minas, informó que la baja en los indicadores se debe a que hace falta más inversión para ampliar el servicio, además que no se logró la aprobación el Congreso de la iniciativa para electrificación rural, por lo que con el plan indicativo se identificaron las áreas con falta de servicio, pero también las oportunidades de demanda de energía al conectar a esos usuarios y opciones de financiamiento.

El préstamo al que que se refiere Chang, es uno del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por US$55 millones que se buscaba destinar para electrificación rural pero no se aprobó en el Congreso. En una reunión por diferentes entidades en agosto pasado se habló que se buscaría ampliar esa posibilidad a US$100 millones, pero a la fecha no se ha concretado.

Con base al número de viviendas que aún no cuentan con servicio de energía eléctrica se estimó la energía y potencia no suministradas a esos hogares y dato que asciende a 443.7 Gigavatios hora (GWh) por año y la potencia en 88.8 Megavatios (MW).

El costo de esa energía no suministrada representaría un costo de Q5 mil 856.6 millones, según los datos del MEM.

Tal vez le interese leer…

Grupo de Energía de Bogotá ratifica que sí acudirá a arbitraje a Guatemala