El legado de vida de la mina Marlin

El legado de vida de la mina Marlin

Quedan 11 los proyectos de agua y saneamiento construidos por la Mina Marlín

Compartir

La mina Marlín está a punto de cerrar su fase de operaciones extractivas e iniciar el proceso de cierre, el cual tardará unos dos años, por lo cual es el momento de hacer una mirada retrospectiva al legado que deja para el país y, especialmente, para su población.

Uno de sus principales aportes son 11 proyectos de agua y saneamiento ambiental, que cambian la vida de igual número de comunidades en los municipios de Sipacapa y San Miguel Ixtahuacán.

En el primero, Cancil es un poblado que ahora cuenta con tomas de agua potable y se encuentra en construcción el proyecto de la aldea Pie de la Cuesta.

En San Miguel, ya cuentan con sus instalaciones las comunidades de San José Nueva Esperanza, San José Ixcaniche, San Antonio de los Altos y Siete Platos, quedando en construcción la de la aldea Ágel.

Además, Montana Exploradora tiene comprometida la construcción de otras cuatro infraestructuras más, las cuales están en la etapa de diseño. Todas estas, forman parte de las medidas cautelares dictadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) al Estado de Guatemala.

Al asumir el reto de trabajar estas 11 obras, al Estado de Guatemala solo le queda trabajar las otras siete correspondientes a las medidas dictadas.

Pero el legado de la mina Marlín también incluye obras de educación, salud, infraestructura vial y de capacitación corporativa.