El 17% de los ingresos por divisas proviene de la industria extractiva

El 17% de los ingresos por divisas proviene de la industria extractiva

La producción minera tuvo un crecimiento acelerado a partir del año 2005

Compartir

El impacto positivo en la economía nacional que actualmente tiene el sector de la industria extractiva se refleja en que representa el 17% del total de los ingresos por divisas.

Este proviene de la explotación del 0.8% del territorio nacional. Pero además, se debe agregar que el Estado también recibe el pago de impuestos directos por Q5.4 mil millones y elpago de regalías y aportes directos a ministerios y municipalidades específicas por Q781 millones.

Lo anterior está plasmado en los datos del estudio “La Situación Económica, Fiscal y Financiera de la Industria Extractiva o Minas y Canteras”, elaborado por la Central American Business Inteligence (CABI).

Según cifras del Misterio de Energía Minas(MEM), el total de la producción minera n en 2014 alcanzó la cifra de Q5,926.4 millones. Dado que la producción total del 2013 fue de Q4,126.5 millones, se reflejó un incremento de Q1,799.9 millones, el 43.6%.

Según estos números, la producción minera tuvo un crecimiento acelerado a partir de 2005, cuando dio inicio la producción de oro y plata de la mina Marlin, hasta el año 2011, cuando la mina hizo su mayor esfuerzo de producción y ésta llegó a su máximo.

Además CABI señala que a partir de 2012, se agotó el depósito de la superficie (a cielo abierto) de Marlin I y sólo se continuó con la explotación subterránea

En 2013, la producción de la mina Escobal, de Minera San Rafael, S.A., localizada en San Rafael Las Flores, Santa Rosa, contribuyó a estabilizar la producción de minerales metálicos, que venía disminuyendo por el agotamiento natural de la mina Marlin, .

En 2014 entraron en producción las minas Fénix, de la Compañía Guatemalteca de Níquel, en El Estor, Izabal; Proyecto Minero Cerro Colorado, de Guaxilán, en Zacapa; y Proyecto de Extracción Minera Sechol, en Izabal.

Esto hizo que la producción minera nacional volviera a elevarse, aunque todavía no ha llegado a los niveles de 2011.