El Club Tipografía Nacional: un sueño truncado para niños y jóvenes en...

El Club Tipografía Nacional: un sueño truncado para niños y jóvenes en Santa Rosa

Compartir

En 2014 el proyecto de Christian García fue tomando forma. La pasión por el fútbol y su deseo de buscar espacios de entretención y deporte, para alejar a niños y jóvenes de la violencia, lo llevaron a tocar puertas en instituciones de estado y en la iniciativa privada.

Fue así como llegó a Minera San Rafael (MSR), en donde expuso un proyecto para la creación de academias deportivas para la prevención del delito en el municipio de San Rafael, pues ya contaba con una experiencia previa en Barberena, lugar en donde incluso tuvo una casa club, para albergar a los menores que mostraban talento para el balompie. La respuesta fue positiva y entonces inició el sueño.

Al principio fue difícil, pues las personas tenían desconfianza. Sin embargo, en ese entonces en Media Cuesta, se instalaba un ducto, por lo que tenía que caminar bastante para llegar al campo donde entrenaban los niños, pero eso me permitió conocer a bastantes personas del lugar y también que creciera el número de alumnos en el entrenamiento que se impartía una vez por semana” asegura García.

El proyecto inició en 2015 con el respaldo de MSR, se formó entonces un equipo con los jóvenes talentos del lugar, que fue inscrito en la tercera división. El entrenamiento constante y la motivación de los discipulos de Cristian, que asistían sin falta al entrenamiento semanal, rindió frutos y se coronaron como campeones de tercera división para ese año.

Con un título en su haber lograron ascender a segunda división y entrenar ya no solo una vez a la semana, sino tres veces. Contagiados por los logros del equipo, más niños y jóvenes se inscribieron en las academias.

El equipo logró el ascenso a la segunda división del fútbol nacional.

Fue necesario buscar una casa Club, pues el talento de varios de los alumnos era evidente, pero también era evidente su necesidad de trabajar para aportar en sus hogares, por lo que se logró que varios de ellos fueran acogidos por la institución para que continuaran con el entrenamiento y retomaron sus estudios.

Buscamos una casa en Nueva Santa Rosa, en donde el alcalde Enrique Arredondo, nos brindo su apoyo, pese a que su postura es contraria a la actividad minera, pero le gustó el proyecto y el trabajo que realizamos, al tomar en cuenta que era en beneficio de los menores del departamento”, indicó el director del club.

El trabajo del club y de su director, siguió hasta diciembre de 2017, cuando ante el cese de operaciones de MSR, ordenado por la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y que la Corte de Constitucionalidad (CC), aún mantiene en impasse, el proyecto tuvo que ser clausurado. Sin el aporte de MSR al proyecto, fue necesario cerrar la casa club y también las academias.

De nuestras mayores satisfacciones, es haber graduado a 11 jóvenes, que algunos de ellos continuaron jugando y demostrando su talento para jugar fútbol. Incluso uno de ellos, era ayudante de panadería, ahora juega en la Universidad de San Carlos” asegura con orgullo, Cristian García.

Como Director Deportivo del Club Tipografía Nacional, logró un acercamiento con el entonces Ministro de Gobernación Francisco Rivas, y con el viceministro de Prevención del Delito, Axel Romero, a quienes presentó su proyecto. Ambos funcionarios recibieron la idea con agrado, pero derivado de los movimientos en la citada cartera, fue imposible concretar la ayuda que le permitiera continuar con la academia.

Pese a que la Tipografía Nacional es una dependencia de estado, tampoco encontró apoyo en el Ministerio de Cultura y Deportes (Micude), de donde fue remitido a la Contraloría General de Cuentas (CGN), en donde le explicaron el procedimiento a seguir, pero al no presentar un documento por escrito al Micude, con las recomendaciones de la CGN, no logró obtener apoyo. También tuvo acercamientos con diputados, sin obtener respuestas.

El sueño del club Tipografía Nacional, es contar con una casa club, un colegio y hasta un estadio, para contribuir con la formación de futbolistas profesionales,sin dejar a un lado los estudios con becas, para los niños y adolescentes destacados. Minera San Rafael, nos ofreció continuar con el apoyo si la corte resuelve de forma favorable” afirma García, quien confía en que un fallo apegado a derecho, permita a más de dos mil menores, continuar con su sueño de jugar fútbol.